EL DON DE LA PALABRA DE CONOCIMIENTO O DE CIENCIA

Texto Bíblico: Hechos 9:10-12; 10:9-20

Introducción: La palabra de ciencia es la revelación sobrenatural por el Espíritu Santo de ciertos hechos en la mente de Dios. Este don es llamado la «palabra de ciencia,» y no el «don de ciencia». «Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría, a otro palabra de ciencia según el mismo Espíritu» (1 Corintios 12:8).

  1. CÓMO OPERA EL DON DE LA PALABRA DE CONOCIMIENTO

La palabra de conocimiento o de ciencia es la revelación sobrenatural por el Espíritu Santo de ciertos hechos, presentes o pasados, sobre una persona o situación, que no fueron aprendidos a través de la mente natural. Este don proporciona información que viene de Dios, la cual no podría ser conocida naturalmente. 

  1. La palabra de ciencia es una manifestación sobrenatural, como lo son todos los dones del Espíritu. Ninguno de ellos es un don natural.
  2. Este don es una palabra, una parte, no el cuadro completo, no todo el conocimiento de Dios sobre cualquier tema; es una información real que nos muestra la manera como fueron las cosas y como están ahora. 
  1. EL DON DE CONOCIMIENTO SE MANIFIESTA A TRAVÉS DE VISIONES

La palabra de cien ciencia o conocimiento se manifiesta a través de las visiones. 

  1. Cuando Juan estaba en la Isla de Patmos, “estaba en el Espíritu en el Día del Señor”, y el Señor Jesús se le apareció en visión y le reveló la condición de las siete iglesias en Asia Menor. (Apocalipsis 1:10). Juan, desterrado a la Isla de Patmos, no podía de ninguna manera haber sabido lo que estaba sucediendo en esas ciudades o iglesias; pero Jesús se lo reveló. Esto fue una palabra de ciencia. 
  2. Pablo y Ananías. La palabra de ciencia se manifestó en Ananías.  (Hechos 9:10-12) “Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor. Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora. Y ha visto en visión a un varón llamado Ananías, que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista”.
  • Ananías no era un apóstol, él no era pastor o evangelista, o maestro. La Biblia llama a Ananías discípulo. El era un miembro de la iglesia de Damasco. Si el Señor quiere, tanto laicos como ministros pueden tener una manifestación de la palabra de ciencia. 
  • En esta visión el Señor le dijo a Ananías que fuera a cierta casa y orara por Saulo. Al mismo tiempo Él se le apareció a Saulo en una visión parecida, mostrándole a Saulo que Ananías iba a venir a orar por él «para que recobrara la vista». Ananías no hubiera podido saber con su mente natural que en cierta casa en cierta calle, un hombre llamado Saulo estaba orando en aquel mismo momento. El no hubiera podido saber esto de otra forma que por revelación sobrenatural: la palabra de ciencia.
  1. Pedro y Cornelio. Aquí nuevamente la palabra de ciencia fue manifestada a través de una visión. (Hechos 10:17-19) “Y mientras Pedro estaba perplejo dentro de sí sobre lo que significaría la visión que había visto. He aquí los hombres que habían sido enviados por Cornelio, los cuales, preguntando por la casa de Simón, llegaron a la puerta. Y llamando, preguntaron si moraba allí un Simón que tenía por sobrenombre Pedro. Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí tres hombres te buscan”. Pedro no tenía ningún medio de saber que estos hombres estaban allí, excepto que el Espíritu Santo se lo dijo. Esto fue una palabra de ciencia – una revelación sobrenatural.
  1. EL DON DE CONOCIMIENTO SE MANIFIESTA A TRAVÉS DE UNA REVELACIÓN INTERIOR

A veces la palabra de ciencia viene por una revelación interior.

  1. Cuando Jesús habló con la mujer samaritana, Él usó la palabra de ciencia para convencerla que ella era una pecadora, y que necesitaba al Salvador (Juan 4:10) “Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber, tú le pedirías, y Él te daría agua viva”. (Juan 4:13-14) “Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna”.
  2. La palabra de ciencia puede manifestarse en muchas diferentes maneras. Puede venir a través de lenguas e interpretación, a través del don de profecía, o un ángel puede venir a traer una palabra de ciencia. Dios tiene muchas formas de hacer las cosas. A menudo estos dones operan juntos – nosotros los separamos para poder definirlos.
  3. Esta manifestación del Espíritu de Dios no es sólo para ayer; es también para hoy en día. ¡Necesitamos manifestaciones sobrenaturales hoy en día tanto como los primeros cristianos las necesitaban!

Conclusión: En la medida que nuestras vidas permanezcan llenas del Espíritu Santo, Él podrá manifestar sus dones a través de nosotros.

Comparte en redes sociales
bodrum eskort - eskişehir eskort - eskort mersin - mersin eskort - mersin eskort bayan