EL DON DE DISCERNIMIENTO DE ESPÍRITUS

Texto Principal: 1 Corintios 12:10; Éxodo 33:20-23; Hechos 16:16-18

Introducción: Discernimiento: gr. ‘anacrino’. Significa Distinguir o separar. El discernimiento de espíritus se refiere a distinguir, discriminar claramente juzgando por la evidencia a los espíritus si son malvados o de Dios.

  1. LOS DONES DE REVELACIÓN

(1 Corintios 12:8-10) “Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; …a otro, discernimiento de espíritus…”. La palabra de sabiduría, la palabra de conocimiento y el discernimiento de espíritus conforman el grupo de los dones de revelación; estos dones nos revelan situaciones particulares.

  1. La palabra de sabiduría nos da una revelación de la mente y el propósito de Dios. Trata con el futuro.
  2. La palabra ciencia nos revela los acontecimientos presentes o pasados. Trata con el presente y el pasado.
  3. El discernimiento de espíritus nos da una percepción clara dentro del mundo espiritual. El discernimiento de espíritus es la percepción respecto a los espíritus. Es por la revelación del Espíritu Santo que percibimos los seres que viven en el mundo espiritual.
  1. EL DISCERNIMIENTO DE ESPÍRITUS

Con el don de discernimiento de espíritus Espíritu Santo nos revela la naturaleza de un espíritu o espíritus, que están detrás de una persona, una situación, una acción o un mensaje; así vemos más allá del mundo físico, porque somos seres naturales.

  1. El discernimiento de espíritus es la habilidad para distinguir qué espíritu es el que se está manifestando en una persona, o está detrás de una situación, una acción o un mensaje.
  2. El discernimiento de espíritus nos da la percepción clara dentro del mundo espiritual.
  3. El discernimiento de espíritus no es leer la mente, no es una clase de «lectura mental» espiritual. Tampoco es una percepción psicológica, o el poder de discernir las faltas en otros.
  1. EL DON DE DISCERNIMIENTO DE ESPÍRITUS EN OPERACIÓN 

Los espíritus que deben ser distinguidos son: Dios y sus ángeles, satanás y los demonios, y el espíritu humano.

  1. Discerniendo la Presencia de Dios. La Biblia dice en (Juan 1:18) “A Dios nadie le ha visto jamás; el Unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer”.

En el Antiguo y en el Nuevo Testamento, muchas personas discernieron la Presencia de Dios.

  • Isaías vio al Señor en el Trono: (Isaías 6:1) “En el año que murió el rey Uzías, vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime…». Esto fue una manifestación del discernimiento de espíritus.
  • Moisés vio la semejanza de Dios: (Éxodo 33:20-23) “… y verás mis espaldas; mas no se verá mi rostro”.
  • El apóstol Juan vio la semejanza del Señor Jesucristo glorificado: (Apocalipsis 1:10-18) “Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía… Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo, y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre…”.
  1. Discerniendo a los espíritus malos:
  • El Señor Jesucristo y el muchacho endemoniado: (Marcos 9:25-26) “Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él. Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndose con violencia, salió; y él quedó como muerto, de modo que muchos decían: está muerto”.
  • Pablo y la adivina de Filipo: (Hechos 16:16-18) Pablo supo que esa mujer tenía un espíritu de adivinación; Pablo le ordenó al espíritu inmundo que saliera de ellas, y salió en aquella misma hora.
  1. Discerniendo el espíritu humano:
  • El profeta Eliseo y la Sunamita: (2 Reyes 4:25-27) “… Déjela, porque su alma está en amargura, y Jehová me ha encubierto el motivo, y no me lo ha revelado”.
  • Pedro y Simón el mago: (Hechos 8:22-23) “Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; porque en hiel de amargura y en prisión de oscuridad veo que estás”.

Concusión: Oremos para que el Espíritu Santo manifieste sus dones en la iglesia. Permanezcamos siempre llenos del Espíritu Santo y Él se manifestará a través de nosotros. Usted y yo también podemos ser usados por el Señor.

Comparte en redes sociales
bodrum eskort - eskişehir eskort - eskort mersin - mersin eskort - mersin eskort bayan