(DOS) NUESTRA IDENTIDAD

Introducción: El segundo principio para disfrutar de lo mejor de la vida, es nuestra identidad con Cristo en Su obra redentora. Este segundo principio es la clave más poderosa de todos los otros principios porque nos abre las puertas de la riqueza, la salud, el éxito y las bendiciones de Dios.

  1. EL ORIGEN DEL PROBLEMA

El problema que existió en la raza humana desde el comienzo de la historia fue el pecado de la incredulidad a la Palabra de Dios.

  1. El pecado le abrió la puerta a la muerte espiritual y trajo las consecuencias desastrosas 
  2. Por causa del pecado el diablo se convirtió en el nuevo amo de la humanidad y a partir de ese momento comenzó la historia dolorosa de la humanidad caracterizada por el sufrimiento, la enfermedad, el dolor, el odio, la lascivia, la envidia, el asesinato, la culpabilidad, la pobreza, y la destrucción.
  1. LA RESTAURACIÓN DEL PLAN ORIGINAL DE DIOS A TRAVES DE LA SUSTITUCIÓN

¿Cuál fue el plan del amor de Dios y cómo podría restaurarnos ante Él y absolvernos legalmente de la pena de la muerte que merecíamos por nuestros pecados? La respuesta es la “sustitución”. Si alguien inocente de pecado pudiera tomar el lugar de la humanidad y asumir el castigo pleno que sus pecados merecían, quedaría libre y sería restaurada, como si jamás hubiera pecado. Ese fue el pensamiento de amor de Dios (Juan 3:16).

  1. Jesucristo fue perfecto. Él no pecó. Por eso pudo ser nuestro sustituto. 
  2. Porque Él asumió la pena de muerte que merecíamos, quedamos absueltos legalmente de esa pena. Como una pena no puede ser pagada dos veces ni ningún crimen puede ser castigado dos veces, quedamos restaurados como si jamás hubiéramos pecado.
  3. Como el Señor Jesucristo sufrió por amor la pena que usted y yo merecíamos, dejamos de ser culpables delante de Dios y jamás seremos juzgados por ningún pecado que hayamos cometido. 
  4. Este es el punto más importante del plan del amor de Dios que llamamos salvación.
  1. NUESTRA IDENTIFICACIÓN CON CRISTO

Cuando el Señor Jesucristo ascendió al cielo con su propia sangre, fue glorificado y se sentó a la diestra del Padre, el ser humano ya había sido redimido perfectamente por la obra sustitutoria del Señor Jesucristo. Nosotros estuvimos identificados legalmente con Cristo en su obra redentora.

  1. Fuimos crucificados con Cristo. (Gálatas 2:20 Versión Hispanoamericana) dice: “Con Cristo he sido crucificado” (Romanos 6:6) “.
  2. Morimos con Cristo. Cristo no hubiera muerto físicamente si antes no se hubiera puesto sobre su Espíritu nuestra muerte espiritual. (Romanos 6:5,8).
  3. Fuimos sepultados con Cristo. (Romanos 6:4 V.H); (Colosenses 2:12) “.
  4. Fuimos resucitados con Cristo. (Colosenses 2:13); ( Efesios 2:5).
  5. Fuimos levantados con Cristo. (Efesios 2:6) “Y juntamente nos resucito”.
  6. Estamos sentados con Cristo en los lugares celestiales (Efesios 2:6)
  1. EL PLAN DE AMOR DE DIOS 

Debemos entender quien es el Señor Jesucristo; porqué Él vino al mundo; porqué murió; porqué resucitó de los muertos y cómo es que Él hoy está vivo. Debemos identificarnos con Él en su enlace con Dios y con el éxito.

  1. El plan del amor de Dios para nosotros, esta basado sobre la FE en Su integridad, y la fe en Su Palabra.
  2. La única condición que Él nos pone es que le honremos y creamos en lo que Él dice. 
  3. El plan de amor de Dios requiere que nos identifiquemos con el Señor Jesucristo, nuestro sustituto (Juan 3:36).

Conclusión. Debemos creer que Cristo fue inmaculado y perfecto; que Él murió por nosotros y enfrento el juicio que nosotros debíamos enfrentar; que Él lo hizo porque Dios nos ama y quiere vivir en nosotros; que Dios nos valora tanto que Él pagó el precio infinito para hacerlo posible.

Comparte en redes sociales
bodrum eskort - eskişehir eskort - eskort mersin - mersin eskort - mersin eskort bayan