DON DE DIVERSOS GÉNEROS DE LENGUAS

Texto Principal: 1 Corintios 12:10; Judas 20; 1 Corintios 14:15; Marcos 16:15-18

Introducción: El hablar en lenguas es una emisión sobrenatural por el Espíritu Santo en lenguajes nunca aprendidos por medios naturales ni comprendidos por la mente del que las habla, ni entendidos por el oyente. Las lenguas no se originan en la mente del creyente, ¡Es un milagro vocal!

  1. LOS DONES DE LENGUAS E INTERPRETACIÓN DE LENGUAS

Los dones de lenguas e interpretación de lenguas son distintivos de esta dispensación -la dispensación del Espíritu Santo-.

  1. En el Antiguo Testamento los dones del Espíritu Santo se manifestaron a través de los profetas y las personas de fe. La palabra de sabiduría, la palabra de ciencia, el discernimiento de espíritus, la fe especial, el hacer milagros, dones de sanidades, y profecía.
  2. En el ministerio del Señor Jesucristo vemos todos los dones del Espíritu Santo en operación excepto las lenguas e interpretación de lenguas.
  1. LAS LENGUAS SON UNA SEÑAL SOBRENATURAL

El hablar en lenguas como señal es una manifestación sobrenatural inspirada mediante la cual el espíritu del creyente y el Espíritu Santo se unen en alabanza, adoración y profecía (Marcos 16:17-18).

  1. Lenguas desconocidas. Es la emisión de palabras inspiradas por el Espíritu Santo en una lengua que no se ha aprendido (Hechos 2:4) “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen”; (1 Corintios 14:14-15) “Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora; pero mi entendimiento queda sin fruto. ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento”.
  2. Lenguas humanas habladas por inspiración del Espíritu Santo. El creyente que emite el mensaje no aprendió esa lengua, por lo que el mensaje no se origina en su mente; sino que su espíritu unido con el Espíritu Santo es el que habla. El creyente que emite el mensaje no entiende lo que dice, pero los oyentes que conocen ese idioma, si. (Hechos 2:6) “Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua”.
  1. LAS LENGUAS SON LA SEÑAL INICIAL DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU SANTO

El hablar en lenguas es una evidencia de que el creyente fue bautizado en el Espíritu Santo.

  1. En el Pentecostés (Hechos 2:4).
  2. En la casa de Cornelio (Hechos 10:45-46).
  3. En Éfeso (Hechos 19:6-7).
  1. HABLAR EN LENGUAS PARA LA EDIFICACIÓN PERSONAL

El hablar en otras lenguas no es solo la evidencia inicial del bautismo en el Espíritu Santo, debe ser una experiencia continua para el resto de su vida, para asistirnos en la adoración a Dios.

  1. Las lenguas son un don para nuestra usarlo en nuestra vida de oración devocional, en alabanza y adoración a Dios.
  2. Hablar en lenguas en privado, para la auto edificación espiritual (1 Corintios 14:2-4).
  3. La oración en el Espíritu Santo nos edifica. (Judas v. 20) “Pero vosotros, amados, edificandoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo”.
  4. Orar con el espíritu es orar en lenguas. Es el espíritu del creyente orando bajo el impulso del Espíritu Santo. El espíritu del creyente ora a medida que el Espíritu Santo da el habla (los sonidos) (1 Corintios 14:15).
  1. EL DON DE LENGUAS EN EL MINISTERIO PÚBLICO

Respecto al ministerio público de las lenguas la Biblia dice en (1 Corintios 14:27-28) «Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios».

  1. Hablar en lenguas en una reunión pública la Biblia dice que a lo más sean tres.
  2. Hablar en lenguas en las reuniones públicas sólo edifica a los oyentes cuando se interpretan.
  3. El hablar en lenguas acompañado de interpretación se emplea en las celebraciones congregacionales para transmitir el contenido del mensaje de modo que todos puedan participar en la adoración o en la palabra profética revelada.

Conclusión. El hablar en lenguas es el medio sobrenatural que nos edifica espiritualmente. Dios es Espíritu; cuando oramos en lenguas, nuestro espíritu está en contacto directo con Dios, quien es Espíritu. Estamos hablándole en el lenguaje sobrenatural que el Espíritu Santo que mora en nosotros nos da. Nosotros hablamos; El Espíritu Santo nos da las palabras. Por la oración en lenguas el Espíritu Santo nos está ayudando a orar de acuerdo con la voluntad de Dios. Esto no es algo que el Espíritu Santo hace aparte de nosotros. Él gime o habla en lenguas usando nuestra boca, las cuerdas vocales y, por supuesto, nuestra voluntad.

Comparte en redes sociales
bodrum eskort - eskişehir eskort - eskort mersin - mersin eskort - mersin eskort bayan