“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” Efesios 2:10; “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. 2 Corintios 5:17.

Apóstol Enrique Torra . Febrero 03 /2019 Principios para una Vida Triunfante

La voz amigable de Dios le exalta al recordarle el origen divino que usted tiene y que fue creado para el éxito. El propósito de su vida está dirigido a la obtención de logros. Usted es creación de Dios. Mire más allá de si mismo y mire a Dios. Comience a experimentar un sentido de dignidad y valor propio. Deje que su corazón salte movido por una esperanza nueva y diga: Quiero que Dios entre en mi vida, fui creado para tener grandeza.

He decidido responder positivamente a esta voz amigable y gentil que me trae buenas nuevas. Creo que es con ese fin que fui hecho. Ahora veo que ¡Esta es la ruta para lograr el éxito en la vida!

Soy una persona digna. Dios piensa que merezco tener todas las cosas que pagó cuando me redimió. Me da dignidad y autoestima; porque Él me creó, ahora he descubierto lo que valgo, quién y para qué realmente soy.

Estoy agradecido; soy alguien. ¡SOY HIJO DE DIOS! Ahora entiendo por qué fue necesario que yo descubriera este principio acerca de mi propio valor.

Ahora comprendo lo que Dios dice acerca de mi en Isaías 43:4 “Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida”.Si Dios dice que soy estimado y honorable, lo creo y lo acepto porque Dios lo dice y Él no miente. A partir de hoy me comportaré tal cual Dios me ve y me valora. Amén.

Comparte en redes sociales