Por miles de años la forma de llegar a lo mejor de Dios en la vida ha estado claramente definida en la Biblia. Pero, debido a sus prejuicios religiosos, el ser humano no siempre acepta esas ideas hermosas.

Apóstol Enrique Torra . Enero 20 /2019 Principios para una Vida Triunfante

La enorme cantidad de conflictos de las doctrinas religiosas asusta a la gente y la aleja de Dios. Por muchos siglos el humanismo ha intentado hacer una afirmación más atractiva basada en la lógica y en la razón. Buscando aplacar la conciencia del ser humano, el humanismo clama: “la humanidad es buena”. Por otro lado, los oradores religiosos dicen: “¡No! ¡Debemos enfatizar la verdad básica de que la humanidad es mala!”

Ninguno de los dos argumentos acierta, pues dirigen su atención hacia el ser humano en si.

En lugar de afirmar de que la gente es mala o que la gente es buena, se debe tomar la opción positiva que trasciende toda evaluación humana y que edifica sobre los fundamentos de que “Dios es bueno”.

Si Dios es bueno, usted también puede ser bueno. Como Él lo creó a su imagen y semejanza, usted puede tener dignidad y valor propio. Usted jamás exaltará a Dios denigrando a Sus hijos.

Me han criticado porque no me paro frente a los que me escuchan para exponer, atacar o condenar los pecados de la gente. El ser humano que no ha encontrado el camino para llegar a Dios ya está consciente de su culpa y de su condenación.

Yo prefiero mostrarle el camino a Dios que es bueno. Él le ama sin importar el estado en que se encuentre. Y le ama tanto que pagó el precio supremo al dar a Su Hijo Jesucristo, para redimirle de todo pecado. Él, tomando el lugar suyo, sufrió el castigo que sus pecados merecían y lo hizo antes de que usted supiera que lo necesitaba.

El hecho de que Él le amó tanto, aun cuando usted ignoraba su bondad, debe darle motivos para creer que tiene valor y dignidad divinos.

Fue por amor que Dios pasó por alto el tiempo de nuestra ignorancia y proveyó la redención por medio del sacrificio de Su Hijo amado en la cruz del calvario. La Biblia dice: “Pero Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. Romanos 5:8.

Comparte en redes sociales