Vida Triunfante

Un hombre de negocios oraba por las multitudes de seres humanos en la tierra que todavía desconocen las verdades bíblicas.

Principios para una Vida Triunfante / Noviembre 3 Ap. Enrique Torra

Entonces le preguntó a Dios: “Señor, ¿Qué estas haciendo para remediar esa situación? ¿Va a dejar que toda esa gente muera? El cuenta que Dios le respondió: “Hijo, yo he hecho todo lo que se puede hacer. Yo te di a Cristo; te di Su nombre, te di Su poder, Su amor, y su autoridad. ¡Ahora depende de ti!

Muchos cristianos no son concientes de la realidad de la presencia de Dios en sus vidas. Dios con todo su poder y autoridad vino a vivir en el corazon de todo creyente en Cristo. Esto significa que el Rey de reyes y Señor de señores está viviendo en el creyente. Donde esta el Rey, ahí esta tambien Su Reino.

La Biblia dice que en cierta ocasión Cristo fue “preguntado por los fariseos cuándo había de venir el reino de Dios, y Jesús les dijo: El reino de Dios no vendrá con adevertencia, ni dirán: “Helo aquí”, “Helo allí”, porque el reino de Dios está entre vosotros”. Lucas 17:20-21

El reino de Dios está dentro de usted. Así que mire a Dios y a Su reino dentro de usted, con el fin de transformar toda posibilidad en una realidad.

Cuando Cristo habló a una multitud que buscaba e indagaba, le dijo: “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. Mateo 6:33 en otras palabras: cuando reconoce que Dios ha venido a vivir en usted y a actuar por medio suyo; y cuando sabe que nada se interpone entre usted y Dios, entonces obtiene el éxito porque habrá reconocido que ahora todo le pertenece como colaborador de Dios.

Usted tiene el derecho de escoger aceptar el reino de Dios y Su justicia y de caminar como la persona que Dios quiso que fuera cuando lo creó o puede escoger la pobreza, la inseguridad, el temor, la enfermedad, la infelicidad, la soledad o la depravación. La decisión es suya y esta bajo su control.

La Biblia dice: “Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal, porque yo te mando hoy que ames a Jehová, tu Dios, que andes en sus caminos y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual vas a entrar para tomarla en posesión… a los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, de que os he puesto delante de ti la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia, amando a Jehová, tu Dios, atendiendo a su voz y siguiéndolo a él, pues él es tu vida, así como la prolongación de tus días, a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que les había de dar”. Deuteronomio 30:15-20 Amén.

Comparte en redes sociales