Texto Principal: Mateo 2:13-16; Hechos 12:1-24

Introducción: Satanás usa a personas malvadas con el fin de hacerle guerra a los hijos de Dios y así interponerse en los planes redentores de Dios.

El propósito del enemigo es confinar a la iglesia en la estrechez, encarcelar, que en el sentido espiritual significa someterla afectando la mente, las emociones y la economía.

  1. HERODES QUISO MATAR AL SEÑOR JESÚS

Herodes, influenciado por satanás trató de asesinar al Señor Jesucristo recién nacido. El diablo sabía que acababa de nacer el Redentor del mundo y quien sería su contrincante legal que lo vencería.

  1. Dios advirtió del peligro a José para que huyeran a Egipto con el fin de preservar la vida del niño (Mateo 2:13). Nuestro Padre Dios preservó la vida del Señor.
  2. Herodes al no poder llevar a cabo su propósito, ordenó masacrar a todos los niños menores de dos años que había en Belén (Mateo 2:16)
  3. Los planes de Dios son inmutables. La Biblia dice: “… el enemigo vendrá como un río, más el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él” (Isaías 59:19)
  1. EL ATAQUE CONTRA LA IGLESIA

La iglesia del Señor Jesucristo desde sus comienzos en la ciudad de Jerusalén, fue objeto de los ataques por parte de satanás. El diablo instrumentalizando a los líderes religiosos y a Herodes, procuró desde los primeros años de la iglesia destruirla matando a sus líderes; y de esa manera obstaculizar el establecimiento del Reino de Dios aquí en la tierra. Hoy el enemigo usa también a los que están en el gobierno para que se opongan a la expansión de la iglesia.

  1. La persecución después del primer milagro (Hechos 3:6-9). 
  2. Los líderes de la religión judía capturaron a Pedro y Juan y los intimidaron para que no predicaran en el nombre del Señor Jesucristo (Hechos 4:1-3,17,18)
  3. La muerte de Esteban; El primer mártir de la iglesia. (Hechos 7:59-60; 8:1-3)
  1. ¿CUÁL FUE LA ACTITUD DE LA IGLESIA ANTE LA PERSECUCIÓN?

Los Herodes simbolizan el ataque implacable de satanás contra la iglesia. Herodes el Grande había intentado matar a Jesús; su hijo mandó a matar a Juan el Bautista; su nieto decapitó a Jacobo (Hechos 12:2); y ahora tenía a Pedro en la cárcel para darle muerte después de la Pascua (Hechos 12:1-6). La actitud de la iglesia ante semejante situación fue la de orar a Dios.

  1. La iglesia hacía oración por Pedro (Hechos 12:5)
  2. Oración de petición y oración de combate.
  3. Dios oye la oración de fe y la responde.
  4. Dios envió a un ángel a la cárcel; una luz resplandeció y el ángel le dijo: Levántate (Hechos 12:7)
  5. Las cadenas se le cayeron de las manos a Pedro y la puerta se abrió (Hechos 12:8, 10)
  1. LAS TÁCTICAS DE SATANÁS CONTRA LA IGLESIA HOY NO HAN CAMBIADO

El diablo no conoce nuestro futuro pero lo presume. Cuando determinamos ir con Dios hasta el final y nos comprometemos sin límites, el enemigo querrá hacer dos cosas: confundirnos para encarcelarlos y afectar nuestra economía.

  1. La cárcel es estrechez. Afectación económica. Si mantenemos la mente ocupada enfocándonos en el problema, le estamos jugando el juego que el enemigo (2 Corintios 2:11) 
  2. Confusión. Es la incapacidad mental para pensar de manera clara como normalmente lo hace. Es estar desorientado en estado de desesperación. Si bien podemos concluir que ese estado mental, es por causa de los problemas que enfrentamos; pero detrás de esas situaciones hay una fuerza espiritual de maldad que está generando esas situaciones.
  1. SI DIOS ES POR NOSOTROS, ¿QUIÉN CONTRA NOSOTROS?
    1.  “Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Romanos 8:28).
  1. Paz. (Hechos 9:31) la iglesia fue fortalecida en el Espíritu Santo. Fueron edificadas, multiplicadas y andaban en el temor del Señor. Hubo un despertar espiritual, entrenamiento y expansión. La iglesia creció en los tiempos de persecución, los hermanos salieron a predicar a Jesucristo.
  2. Expansión. (Hechos 11:18-21) El levanta “fortalezas de detenimiento”, no matan pero nos detienen para que no avancemos hacia el propósito eterno.

Conclusión: No fuimos hechos para la cárcel. Nuestra cabeza no rodará. La Palabra de Dios está firme, es íntegra e inmutable. Dios cumplirá su propósito en nosotros.

19 octubre, 2020

EL ESPÍRITU DE HERODES NO PREVALECERÁ CONTRA LA IGLESIA

Texto Principal: Mateo 2:13-16; Hechos 12:1-24 […]
12 octubre, 2020

LLEVEMOS CAUTIVO TODO PENSAMIENTO PARA QUE SE SOMETA A CRISTO

Texto Principal: 2 de Corintios 10:3-5; […]
5 octubre, 2020

LA ORACIÓN DE FE

Texto Principal: Santiago 5:15-18; Mateo 7:7-8; […]