TODO LO QUE USTED NECESITA YA EXISTE EN LAS MANOS DE DIOS

LA UNCIÓN ESPECIAL PARA HACER LAS OBRAS DE CRISTO
16 noviembre, 2020
LA ALABANZA Y LA ADORACIÓN
30 noviembre, 2020

TODO LO QUE USTED NECESITA YA EXISTE EN LAS MANOS DE DIOS

Texto Principal: Juan 10:10; Salmo 23; Filipenses 4:19; Génesis 22:14

Introducción: El propósito del plan de amor de Dios en la Biblia es mostrarnos lo mejor de la vida. Nuestras necesidades serán satisfechas cuando vayamos a la fuente de Provisión que es Dios.

  1. LA GENEROSIDAD DE DIOS 

Generosidad es dar aquello que tiene valor y que se destina con amor para que otras personas lo utilicen.

  1. Las dádivas de Dios para nosotros son la expresión de Su amor (Santiago 1:17).
  2. El Señor Jesucristo nunca dudo de la abundancia del Padre celestial ni de su generosidad (Mateo 7:11).
  1. NUESTRO PADRE DIOS SUPLIRÁ TODO LO QUE NECESITAMOS.

Dios es el creador de todo, lo posee todo y lo suple todo. La Biblia dice: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús” (Filipenses 4:19).

  1. Como los niños esperan que los padres les suplan todas las cosas que necesitan; los cristianos debemos creer que el Padre celestial tiene todo lo que necesitamos y que Él nos suplirá.
  2. El Señor Jesucristo conocía bien este principio, lo visualizaba, lo confesaba y lo expresaba. Él satisfizo las necesidades de la multitud: Espirituales, físicas y económicas (Mateo 14:13-21).
  1. DIOS ES RICO; ÉL ES EL DUEÑO DE TODA LA CREACIÓN

Dios es rico. “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó” (Efesios 2:4); “Para mostrar en los tiempos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús” (Efesios 2:7). Todo lo que existe, las cosas visibles e invisibles fueron hechas por Él y para Él. “Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para Él” (Colosenses 1:16).

  1. La tierra es de Dios. (Éxodo 9:29): “La tierra es del Señor”; (Éxodo 8:22) “…Yo soy Jehová en medio de la tierra”. (Éxodo 19:5) “Porque mía es toda la tierra” (Deuteronomio 10:14); “He aquí de Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella” (1 Corintios 10:26); (Salmo 24:1) “Porque del Señor es la tierra y su plenitud”.
  2. Los animales y los collados son de Dios. “Porque mía es toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados” (Salmo 50:10). 
  3. Las propiedades de Dios son innumerables. “Cuan innumerables son tus obras, oh Jehová. Hiciste todas ellas con sabiduría; la tierra está llena de tus beneficios”. “Posesiones” (Salmo 104:24 Biblia de las Américas). (Salmo 50:12) “Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti; porque mío es el mundo y su plenitud”.
  1. EL TRONO DE DIOS RESPALDA SU PALABRA

El trono de Dios respalda la Palabra para que se cumpla. (Isaías 45:23) “Por mí mismo hice juramento, de mi boca salió palabra en justicia, y no será revocada: que a mí se doblará toda rodilla, y jurará toda lengua”; “Y me dijo Jehová: Bien has visto; porque yo apresuro mi Palabra para ponerla por obra” (Jeremías 1:12).

  1. Tenga la convicción de que de alguna forma legítima Dios lo suplirá. “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible” (Marcos 9:23).
  2. “Bendito el Señor; cada día nos colma de sus beneficios el Dios de nuestra salvación” (Salmo 68:19); “Sea exaltado Jehová, que ama la paz (prosperidad) de su siervo” (Salmo 35:27); “A los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien” (Salmo 34:10).
  3. Si creemos en Dios y Su Palabra, obtendremos la sabiduría, el dinero y los medios necesarios para recibir lo que hemos deseado. “Porque  Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer por su buena voluntad” (Filipenses 2:13).

Conclusión: No nos conformemos con la escasez; Dios quiere prosperarnos. Renovemos nuestros pensamientos, alineemos nuestra mente con los pensamientos de Dios. Permitamos que la Palabra de Dios se implante en nuestro espíritu recreado. Dios no hace excepción de personas. Él es nuestro proveedor.

Comparte en redes sociales