Clemente es Jehová, y justo; Sí, misericordioso es nuestro Dios. Salmo 116: 5

Iglesia Cristiana PAI – Ministerio de Jóvenes – Devocional Octubre 22 /2019

Cuando se habla del concepto de Justicia, según el diccionario vemos que esta palabra está relacionada con “Dar a cada uno lo que le corresponde”; en ese orden de ideas, podríamos creer que cuando la Biblia dice que Dios es Clemente y Justo no es posible que pudieran existir estos dos atributos al mismo tiempo.

El mejor ejemplo que podemos ver de ello es el sacrificio de Jesús en la cruz, quien en su misericordia tomo nuestros pecados y los hizo suyos para traer redención a la humanidad de una manera justa (Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Isaías 53: 5).

Gracias a su misericordia hemos sido declarado justos y absueltos sobre bases legales ya que Cristo pagó la pena que nos correspondía para que así volviéramos al propósito por el cual fuimos creados, alcanzar la vida eterna y entrar en la presencia de Dios sin sentimiento de culpa, condenación, muerte o pecado.

Solo a través de la fe alcanzamos su justicia y su misericordia. Romanos 5:1-2.

Comparte en redes sociales