SENTADOS EN EL CIELO JUNTAMENTE CON CRISTO

Escuche aquí la predicación completa

Texto Principal: Efesios 2:5-6; Colosenses 2:13

Predicación Domingo 21 de Abril de 2019

Introducción: Así como Cristo se identificó con nuestra naturaleza humana y pecaminosa, nosotros estamos identificados perfectamente con Él en su muerte, resurrección y exaltación. La Biblia dice: “Y vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con Él, perdonándoos todos los pecados” Colosenses 2:13; Cuando estábamos aún muertos en los pecados, nos vivifico juntamente con Cristo y asi mismo nos hizo sentar en lugares celestiales. Efesios 2:5-6. Cuando Él resucitó, nosotros resucitamos con Él. Cuando Él se sentó en el Trono a la diestra del Padre, nosotros también fuimos sentados con Él.

LA VICTORIA SOBRE LA MUERTE
Cuando Dios levantó a Cristo de entre los muertos, dijo: “Tú eres mi Hijo, yo te he engendrado hoy”. Hebreos 1:5 y Hechos 13:33. Él fue el primogénito de los muertos. Fue el primer hombre nacido de la muerte espiritual a la vida eterna. Cristo quebrantó el dominio de la muerte.

  1. “La muerte ya no puede tener dominio sobre Él; porque la muerte que él murió, la murió al pecado una vez para siempre”. Romanos 6: 9-10 (Versión de Straubinger).
  2. Cuando se identificó con nosotros en la cruz, la muerte tenía dominio sobre Él, pero al pagar nuestra pena, ese dominio fue roto y Cristo quedó liberado completamente.
  3. Cristo murió al pecado y fue engendrado por Dios en el reino de la vida. “Porque Él a los que preconoció, los predestinó a ser conforme a la imagen de su Hijo; para que Él sea el primogénito entre muchos hermanos” Romanos 8:29 (Versión de Straubinger). Los “muchos hermanos” fueron legalmente identificados con Él en su nuevo nacimiento, es decir, el paso de la muerte a la vida. Fue Cristo el que primero experimentó el Nuevo nacimiento; Cristo es el primogénito.

RESUCITADOS Y EXALTADOS JUNTAMENTE CON CRISTO Efesios 1:19-20; 2:5“La supereminente grandeza del poder de Dios operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales” Efesios 1:19-20;

“Estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)” Ef. 2:5. El Señor Jesucristo resucitado es el primogénito de entre los muertos, Hebreos 1:5; de igual manera nosotros fuimos engendrados de la muerte a la vida.

  1. Somos coherederos con Él porque juntos fuimos engendrados de Nuevo. Todo aquel que recibe esta clase vida de Dios (ZOE) es pasado de muerte a vida Juan 5:24. Esto es una realidad en nosotros desde que aceptamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.
  2. En Adán toda la humanidad murió espiritualmente, y como base de la identificación con Cristo en su muerte, sepultura y resurrección, toda la humanidad ha resucitado legalmente. “Porque así como en Adán todos mueren; así también en Cristo todos serán vivificados”. 1 Corintios 15:22 “Él nos arrebató de la potestad de las tinieblas, y nos trasladó al reino del Hijo de su amor”. Colosenses 1:13
  3. Dios lo exaltó hasta lo sumo muy por encima de todo principado, potestad, poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra no solamente en este siglo, sino en el venidero. Efesios 1:20-22
  4. El Señor Jesucristo obtuvo la soberanía sobre toda la creación. Filipenses 2:10

¿QUÉ REPRESENTA PARA NOSOTROS EL ESTAR SENTADOS JUNTAMENTE CON CRISTO?
“Y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales” Efesios 2:6. ¿Qué significa sentarnos?

  1. Sentarnos en el sentido espiritual, significa descargar todo el peso, nuestra carga, nosotros mismos, nuestro futuro, es poner todo en el regazo de Dios. 1 Pedro 5:7. Para poder tener éxito en la vida, lo primero que debemos aprender es a estar sentados, es depender totalmente del Señor. El primer día de vida de la raza humana fue día de reposo. Génesis 1:26-31 dice que el hombre fue creado el día sexto y el séptimo día fue día de reposo.
  2. El Señor está sentado en el Trono. El Señor Jesucristo fue exaltado y se sentó a la diestra del Padre sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre… y sometió todas las cosas bajo sus pies,…” Efesios 1:20-23
  3. Nosotros estamos sentados juntamente con él en el Trono. Esta es la posición de autoridad que tenemos sobre todos nuestros enemigos. Efesios 6:12
  4. Porque estamos sentados en lugares celestiales juntamente con Cristo, podemos gobernar el cielo desde la tierra. “…Todo lo que atéis en la tierra será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo”. Mateo 18:18

Conclusión. Nuestra identificación con Cristo en su muerte, resurrección y exaltación es la clave para vivir la vida victoriosa. Ya no tenemos porque seguir viviendo bajo el sentimiento de culpa y condenación, el pecado, el temor ni la derrota. Con Cristo somos más que vencedores.

Por Apóstol Enrique Torra

Comparte en redes sociales