PRINCIPIOS PARA LA VIDA CONYUGAL. (Parte 9)

EL LOGOS Y EL RHEMA DE DIOS
30 mayo, 2019
Vida Triunfante
31 mayo, 2019

PRINCIPIOS PARA LA VIDA CONYUGAL. (Parte 9)

Iglesia Cristiana PAI – Ministerio de Familias

Devocional Mayo 31/2019

Dios quiere que nos alejemos del pecado, así lo manifiesta el apóstol Pablo en Efesios 4:22-24; donde nos recomienda despojarnos del viejo hombre, que está viciado de pecado y nos invita a renovar la mente y ser nuevos hombres creados en la justicia, santidad y verdad.

Los tiempos actuales son el bombardeo constante incitando a vivir en el pecado, pues esto es el propósito de satanás: “robar, matar y destruir” y lo hace penetrando a los hogares de forma muy sutil; para cuando el matrimonio se da cuenta por falta de preparación, este ya ha sido minado. El despojarnos del viejo hombre, nos invita a vivir a Cristo en nuestras vidas, a no dar cabida al pecado.

Una de esas sutilezas de satanás, que empieza a corroer y permear la vida conyugal es la comunicación.

Para presentarnos ante Dios y disfrutar de sus bendiciones, es parte de nuestro estar alerta, cuidar la comunicación.

Lo anterior es posible cuando consideramos nuestra forma de comunicarnos; especialmente cuando Santiago 1:19 recomienda: “Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse” (RVR. 1960) y aun el sabio Salomón lo declaró en los proverbios 18:20-21:

“Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; se saciará del producto de sus labios.

La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus labios” (RVR 1960)

Estas apreciaciones del Apóstol y del sabio, nos invitan a observar de nuestra comunicación aspectos como: lo verbal (las palabras) Prov. 15:1; Lo no verbal (Lo visual) Gen. 4:6; Isa. 9:6 y el tono Prov. 16:24.

Estas invitaciones, son en todas las áreas de la vida; pero especialmente en el área familiar, dado que, por la cotidianidad y proximidad del hogar, es muy frecuente que no se perciban tan claras las fisuras que se dan en la comunicación, abriendo fracturas que el diablo aprovecha para destruir la armonía familiar.

La Biblia, como la Palabra perfecta que ha sido, es y será, nos muestra el ejemplo vivo para las comunicaciones en el hogar; nos permite entre ver, las características de la comunicación perfecta, donde tiene que ser:

  • Clara. 1 Corintios 14:8.
  • Concisa. Prov. 10:19.
  • Concreta. Génesis 1:26.
  • Correcta. Efesios 4:29; 5:4.
  • Coherente. Apocalipsis 3:16.
  • Completa. Deuteronomio 5:27-29.
  • Cortes, cariñosa y amable. Prov. 15:1; 16:24.

Por lo anterior es necesario que en la comunicación se cuide de caer en: verborrea, mentira, lisonjería y el doble sentido.

Tenga en cuenta:

  • Es más adecuado hacer una petición que una demanda.
  • Es mejor hacer preguntas que acusaciones.
  • Es mejor discutir los temas de uno en uno, No está bien ir acumulando emociones negativas sin comunicarlas.
  • Se deben evitar las generalizaciones.
  • La comunicación verbal, en lo posible, debe estar acorde con la no verbal.

Una buena comunicación está en línea y nos acerca al propósito de Dios para el hogar, conforme a 3 Juan 2 “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma” (RVR. 1960).

En nuestra próxima entrega veremos otra puerta que el diablo quiere usar para permear y destruir el hogar. Reconocerlas y estar frente a la brecha conforme al pensamiento de Dios, nos permitirá vivir en los principios para la vida conyugal.

Bendiciones.

Comparte en redes sociales