PRINCIPIOS PARA LA VIDA CONYUGAL. (Parte 2)

Devocional Ministerio de Familias

Iglesia Cristiana PAI

Otro principio, que refleja el estilo de vida y la presencia de Dios en el matrimonio, es la obediencia; esto hace parte del temor a Dios; no es otra cosa que decirle a Dios, te amamos y te seguimos conforme a tu palabra.

La vida conyugal está en completa armonía y todo lo que emprende es bendecido porque hay una sujeción a la Palabra de Dios, sometiéndose a la obediencia a Cristo. Juan 14:21 “El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él” (RVR 1960).

Conocer el plan de Dios para la vida de cada uno y el propósito de Dios para la vida conyugal; facilita comprender y vivir la Gracia de Dios en el hogar. Vimos como Dios ha querido desde siempre la unidad conyugal; también quiere que a partir de la obediencia la familia sea fructífera y se multiplique, que llene la tierra y la administre, y tenga provisión, conforme a su mandamiento dado al primer matrimonio (Génesis 1:28-31).

Muchos dirán que lo anterior fue en el Antiguo Testamento y dado a la primer pareja, antes de que le fallarán a Dios y que las condiciones y circunstancias actuales han cambiado y todo es más difícil y que no funciona de esa forma y es en total desacuerdo a lo que realmente Dios quiere; tenemos para reconocer que Dios no ha cambiado, una de las cualidades de Dios es que en Él no hay sombra de variabilidad ni se arrepiente , Santiago 1:17 “Todo lo que es bueno y perfecto es un regalo que desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.” (NTV); no ha cambiado, su amor restaurador lo manifiesta enviando a Su Hijo, para devolvernos esas bendiciones (Juan 3:16; 1 Juan 3:5) y pues en el Corazón de Dios existe y se mantiene su propósito: 3 Juan 2 “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.” (RVR 1960).

“Más esto les mandé, diciendo: Escuchad mi voz, y seré a vosotros por Dios, y vosotros me seréis por pueblo; y andad en todo camino que os mande, para que os vaya bien” Jeremías 7:23 (RVR 1960).

Comparte en redes sociales