PRINCIPIOS PARA LA VIDA CONYUGAL. (Parte 14)

La Familia
10 julio, 2019
HAY MÁS QUE SUFICIENTE
11 julio, 2019

PRINCIPIOS PARA LA VIDA CONYUGAL. (Parte 14)

El manejo del tiempo, cada día es una queja más fuerte y persistente en los matrimonios. A él se atribuye el olvido, el cansancio, la monotonía, la falta de comunicación, el desinterés y la falta de atención entre los cónyuges.

Iglesia Cristiana PAI – Ministerio de Familias Devocional Julio 10 /2019

El tiempo es otra puerta que el cristiano, debe administrar; recuerde que, en esta serie, estamos revisando puertas que deben ser protegidas para que la desgracia no llegue a su matrimonio.

Pues bien, es cierto que, cada día trae su propio afán; lo manifestó Jesús en Mateo 6:25-34; para hablarnos acerca del afán y la ansiedad; igual Salomón, reconoció, que todo tiene su tiempo en Eclesiastés 3; bajo la voluntad del Padre Celestial, la vida marital no tiene que ser un caos, ni una lucha diaria en contra del tiempo; El Señor provee el tiempo para todo y cuanto más para los que se conducen en su voluntad. De acuerdo a Juan 10:10 “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (RVR 1960).

Jesús saca a la luz, las intenciones del diablo, en medio de su actuar en contra del matrimonio, usa el tiempo en detrimento de las relaciones maritales, estorbando toda comunión y unidad que debe existir entre los cónyuges; pero no nos deja solo con el enunciado y revelación; nos permite ver que en Él todo esto tiene solución, vino para dar una vida en abundancia, inclusive en el tiempo; de tal forma que se logre coordinar el tiempo de Dios, y haya tiempo de la cotidianidad sin afectar el tiempo de la familia. 

Pablo, recomienda en Efesios 5:22 “aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.” (RVR 1960), implica para la pareja estar atentos, en comunión y en unidad, utilizando sabiamente el tiempo, sin dejarse robar las bendiciones que Dios ha traído a su hogar, siendo de vida y en abundancia. 

El uso adecuado del tiempo, requiere definir una planeación que lleve a la unidad, a la comunión, al logro de objetivos y sueños, como del espacio específico y esencial en la vida marital y familiar. 

Recuerde que no es solo cantidad, sino, calidad de tiempo que la familia requiere, son dos elementos esenciales, en las relaciones maritales; es un principio de comunión y unidad. El tiempo de calidad de una relación, es directamente proporcional a la cantidad de tiempo que usted dispone para su cónyuge y para su familia. Es una trampa, que el comercio y el consumismo, quiere implantar cuando habla de solo tiempo de calidad; pues para llegar a la armonía del hogar, se requiere del tiempo de comunión, es decir, se habla de cantidad; para mejorar las relaciones conyugales, se requiere de calidad y cantidad; apoyados en la base Espiritual en Cristo como partícipe del hogar.

Pablo Picasso, manifestó: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarnos trabajando”; esa inspiración y logro era el constante trabajo y tiempo que dedicó a sus obras; en la obra del cristiano, es trabajarle y dedicarle tiempo no solo de calidad sino de cantidad a sus seres amados. Dios propicia para que esta puerta tenga el resultado de la bendición; apropiémonos que él es Padre y no duerme velando por sus hijos. “He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel. Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha”. Salmo 121:5-4 (RVR 1960)

La clave de logro en la administración del tiempo y de las bendiciones está dada por Jesús: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer” (RVR 1960). Seguir sin separarse de Dios, permite tener frutos y en abundancia; tener esos frutos requiere del cuidado, la destreza y la pericia del cultivador; en este caso la pareja, que se mantiene pegada al Padre, tendrá el tiempo para generar unos buenos frutos como parte de su crecimiento conyugal y espiritual; siendo entre otros: atención, comunicación, interés, creatividad en la relación conyugal, sacar proyectos en familia, y el compartir en su intimidad. 

Comparte en redes sociales