PRINCIPIOS PARA LA VIDA CONYUGAL. (Parte 11)

EL PODER DE LA SANGRE DE CRISTO
11 junio, 2019
La Familia
12 junio, 2019

PRINCIPIOS PARA LA VIDA CONYUGAL. (Parte 11)

Iglesia Cristiana PAI – Ministerio de Familias

Devocional Junio 12 /2019

Otra puerta que Satanás quiere destruir y entrar a destruir, robar y matar la relación marital, es la Unidad, a través de la división. Y es que se encuentra en el medio de la guerra la frase célebre “Divide y triunfarás”; pero el propósito de Dios nunca ha sido dividir sino multiplicar, y es lo que siempre ha estado en su corazón desde el principio Génesis 1:28.

Si hay una mínima fisura, satanás está atento para colarse a través de ella y abrir puertas para crear el caos; evidenciamos dos puertas: la comunicación y el manejo de conflictos; si él entra por alguna de ellas encontrándolas débiles, estará atacando directamente la unidad marital; es allí donde se especializa. La intensión siempre ha sido sobrepasar el propósito Divino; por eso Jesús indicó: “…Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre” Mateo 19:4-6 (RVR). Estaba indicando que es su propósito mantener la unidad y ninguna estratagema del maligno se debe dejar actuar en el vínculo marital.

Al permitir quebrantar la unidad en el matrimonio; se atenta contra la comunión con Dios, la comunión entre los cónyuges en los diferentes ámbitos: sexual, emocional, la economía, la educación, el crecimiento espiritual, etc. Y es que cónyuge, hace referencia a esa unión del yugo que permiten arar, sembrar y recoger en la misma dirección. El vínculo marital requiere que esté en esa yunta “unión” en todos los sentidos, principalmente en nuestra relación vertical con Dios, para que su gloria se manifiesta en nuestra relación horizontal en familia a través de las bendiciones.

En toda relación hay crisis, y se debe entender la crisis no como algo negativo; sino como es su significado del griego, aduciendo que es separar, distinguir elegir, discernir, decidir, interpretar y resolver. Y es la forma como Dios permite que nos salgamos de la rutina que ha caducado y nos invita a optar por otro camino que nos conduce a un mejor estado; y para esto se requiere un criterio, un criterio sembrado por Cristo en nuestro corazón, para poder asumir sus pensamientos, teniendo en cuenta que Dios habla acerca de ellos en Jeremías 29:11 “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz y no de mal, para daros el fin que esperáis” (RVR.1960).

Si tenemos la confianza y la Fe puesta en el Creador, Él permitirá ver las crisis como las oportunidades de bendecirnos y de sobresalir; de no estar conforme a esa unidad, el diablo aprovechará para confundir y hacer ver las circunstancias de crisis como negativas y así empezar su obra destructora, recordemos que él es el padre de toda mentira, Juan 8:44.

Y el sabio Salomón reconocía la unidad conyugal así, en Eclesiastés 4:12 “Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto” (RVR 1960) esos dos hace referencia a la pareja en unidad y aún más fortalecidos si están unidos con Dios.

Esa unidad, descrita por el sabio, demuestra comunión, ayuda, apoyo, compañía, afecto, comprensión, respeto, fidelidad y pureza, solidaridad y calor de acuerdo a Eclesiastés 4:9-11.

En la próxima entrega encontrará siete principios para mantener en la Unidad como Dios ha dispuesto para que esa tercera puerta llamada: “La unidad” nunca se fracture, y permanezca el propósito Divino.

Recuerde esta es una buena semana y la Gloria de Dios se manifiesta en su vida, su hogar, sus hijos, y en todas las demás áreas de su vida.

Comparte en redes sociales