NO TENGAN MIEDO NI SE ASUSTEN ANTE ESTE GRAN EJÉRCITO, PORQUE ESTA GUERRA NO ES DE USTEDES SINO DE DIOS.

Apunte Pastoral
26 agosto, 2019
FE DE IMPOSIBLES
27 agosto, 2019

NO TENGAN MIEDO NI SE ASUSTEN ANTE ESTE GRAN EJÉRCITO, PORQUE ESTA GUERRA NO ES DE USTEDES SINO DE DIOS.

Texto Principal: 2 Crónicas 20:1-30; Efesios 6:18.

Predicación Domingo 1 de Septiembre de 2019 – Apóstol Enrique Torra

Introducción: En este mundo hostil en que vivimos no estamos exentos a enfrentar peligros, aflicciones, tribulaciones y amenazas de muerte. Porque “…El mundo entero está bajo el maligno” 1 Juan 5:19; el Señor Jesucristo dijo: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo”. Juan 16:33.

Josafat rey de Judá, vivió momentos muy difíciles a causa de sus enemigos que querían invadir su nación para despojarlos y convertirlos en sus tributarios. Una gran multitud de moabitas, amonitas y sirios se habían confabulado para aplastar a Judá. 2 Crónicas 20:2.

I. ¿QUÉ HACER CUANDO PASAMOS POR EL VALLE DE SOMBRA DE MUERTE?

El salmista David dijo: “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento” Salmo 23:4. La manifestación de la presencia de Dios nos llena de confianza y nos garantiza la victoria en los momentos difíciles. 2 de Crónicas 20:1-30 El amor de Dios, Su fidelidad, Omnipotencia y cuidado para con todos los que creemos en Él, es inmutable. 

  1. Tener fe en Dios y Su Palabra: Dios le habló al rey Josafat a través del profeta Jahaziel diciendo: “No temáis ni os amedrentéis… porque no es vuestra la guerra sino de Dios… Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados” 2 Crónicas 20:15. El rey creyó en Dios y en Su Palabra.
  2. Vencer el temor: El temor es un espíritu que no viene de Dios, es un espíritu esclavizador enviado por satanás para afectar nuestra fe. 2 Timoteo 1:7; El salmista David dijo: “…no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo”.
  3. Ayunar: 2 Crónicas 20:3 El ayuno no es un medio para manipular la voluntad de Dios, sino la expresión de una necesidad interior, es la evidencia de la urgencia con que oramos en circunstancias difíciles. 1 Samuel 7:6; Hechos 13:2-3.
  4. Orar: 2 Crónicas 20:4-13. Josafat oró sobre la base de la Palabra de Dios, él dijo: “Jehová Dios de nuestros padres…” 2 Crónicas 20:6-12; “Porque en nosotros no hay fuerza… no sabemos que hacer, y a ti volvemos nuestros ojos. 2 Crónicas 7:14; 20:12 Ore a Dios y no dude, la respuesta viene. La Biblia dice: “Pero pida con fe no dudando…” Santiago 1:6.
  5. Alabar a Dios: La alabanza es la voz de la fe, es el canto de victoria que entonamos antes que nuestros ojos puedan ver en el mundo físico la respuesta. Es el canto que glorifica a nuestro Padre Dios, porque su misericordia es para siempre. 2 Crónicas 20:21-22.

a. La alabanza hace que la presencia de Dios se manifieste en medio del conflicto. “Dios habita en las alabanzas de Su pueblo” Salmo 22:3 A través de la adoración disfrutamos de Su presencia. 

b. El concepto aquí es que la alabanza realza la gloria de Dios y permite a quienes la tributan recibir el milagro de Dios. 

c. A través del Espíritu Santo la respuesta de lo alto puede adoptar formas diversas, tales como profecía, sanidades, milagros, consolación, la convicción de pecado y la salvación de los pecadores. 

d. Alabe y de gracias a Dios por la respuesta 1 Tesalonicenses 5:18.

II. DEL VALLE DE LA SOMBRA DE MUERTE AL VALLE DE LA BENDICIÓN 2 Crónicas 20:27.

“Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo; mas al pecador da el trabajo de recoger y amontonar, para darlo al que agrada a Dios…” Eclesiastés 2:26.

  1. Los adversarios tenían las riquezas, representadas en vestidos y alhajas preciosas. 2 Crónicas 20:25.
  2. El Señor peleó por ellos y los libró de sus enemigos. 2 Crónicas 20:22-24.
  3. Cuando Josafat llegó al lugar de la confrontación, ya sus enemigos estaban vencidos; aquel día el valle de lagrimas se convirtió en el valle de la bendición. 2 Crónicas 20:25-29.
  4. Ya estamos en el valle de la bendición, es una realidad, no es una promesa. Somos bendecidos con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo. Efesios 1:3.
  5. El señor Jesucristo derrotó y despojó a satanás y a los demonios, nuestros enemigos. La victoria de Cristo es nuestra victoria. Colosenses 2:15.
  6. Gocémonos, alegrémonos y celebremos porque el Señor ha hecho grandes cosas. Salmo 118:24.

Conclusión: Así como el Señor peleó por su pueblo Israel, también lo está haciendo por nosotros. Él no ha cambiado. El Señor dice: Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. Josué 1:5; Hebreos 13:8.

Comparte en redes sociales