Nada hay imposible para Dios

La nueva creación en Cristo
9 diciembre, 2012

Nada hay imposible para Dios

Texto principal: Lucas 1:26-37

Escuche el PodCast de esta Predicación

Llegamos ahora al estudio del milagro más sorprendente que haya sido realizado en el mundo, es el milagro de la encarnación del Hijo de Dios.

La necesidad del hombre exigía la encarnación del Hijo de Dios. El hombre estaba espiritualmente muerto, era un hijo de Satanás, sin nada que pudiera acercarlo a Dios. La encarnación de la Deidad proporcionaría un sustituto de la deidad y de la humanidad de tal modo, que el encarnado pudiera actuar como Mediador de la humanidad Juan 14:6.

Además, estando la Deidad y la humanidad unidas El como hombre, podía asumir las responsabilidades de la traición humana y pagar la pena, satisfaciendo las demandas de la justicia para que la raza humana pudiera ser libertaba de Satanás Hebreos 2:14; Col.1:13-14 y le fuera dado el derecho de recibir la naturaleza de Dios Juan 1.12.

I. LA ENCARNACIÓN DE CRISTO.
El Señor Jesucristo no podía nacer por procreación natural, es decir, que la naturaleza humana fuera quien lo engendrara en el vientre de la virgen María. No era posible para Dios entrar en un niño que hubiera nacido por procreación humana y realizar de ese modo Su encarnación, por cuanto por un hombre la muerte (la naturaleza de Satanás) entró al mundo y paso a todos los hombres; por un hombre toda la raza humana murió espiritualmenteyfuedominadaporlamuerteespiritual.Romanos 5:12,18.

  1. Si Jesús hubiera nacido por procreación natural, Dios hubiera podido erradicar la muerte espiritual del espíritu del hombre.
  2. No lo hizo así, porque el problema del pecado no hubiera sido resuelto, el redentor debía ser alguien sobre quien Satanás no tuviera demandas legales ni autoridad. Esto solamente podría realizarse por un redentor concebido y dado a luz como lo fue el Niño Jesús.

II. NACIDO DE UNA VIRGEN.
La primera declaración de Dios sobre Su encarnación le fue hecha a satanás un poco después del pecado de alta Traición que cometió el hombre.

  1. Génesis 3:15 dice: «Y pondré enemistad entre ti y la mujer; entre tu simiente y su simiente; él te herirá en la cabeza y tú la herirás en el calcañar».
  2. El Dios-Padre dice que la necesidad del hombre sólo se puede satisfacer por medio de la encarnación de Su Hijo. “una mujer dará a luz a un niño independiente de la procreación natural, y será llamado «la simiente de la mujer». Isaías 7:13-14 «Por tanto el mismo Señor os dará señal. He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel». –Dios con nosotros-
  3. El Niño sería concebido del Espíritu santo.
  4. La simiente que engendra al Niño debe ser de alguien que no sea súbdito de Satanás, y por ello ha de ser
    concedido del Espíritu Santo. El seno de la virgen serviría simplemente de receptáculo del Hijo de Dios hasta el día en que fuera dado a luz.
  5. Adán fue creado, y el resto del linaje fue procreado por procesos naturales, pero este Niño que nacería sería «formado» por un acto especial de Dios.
  6. «El cual siendo su naturaleza la de Dios, no miró como botín el ser igual a Dios; sino que se despojó a sí mismo, tomando la forma de siervo, hecho semejante a los hombres y hallándose en la condición del hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz». (Versión de Straubinger) Fil. 2:6- 8.
  7. Dios obró un milagro al tomar a Su Hijo de la Deidad o desde la deidad en el Cielo, y colocándolo en el vientre de una virgen para ser unido a la carne por una concepción única.
  8. Dios preparó un cuerpo especial para Su Hijo. Hebreos 10:5.

III. HE AQUÍ LA SIERVA DEL SEÑOR; HÁGASE CONMIGO CONFORME A TU PALABRA.
La virgen María estaba desposada con José. En la tradición Judía se consideraba el compromiso o los esponsales tan obligantes como el matrimonio. El compromiso matrimonial quedaba finiquitado una vez efectuados los trámites por el representante del novio y pagada la dote al padre de la novia. Después de los esponsales el novio podía pedir la entrega de su esposa en cualquier momento. El aspecto legal del matrimonio estaba incluido en los esponsales; la boda era un simple reconocimiento del acuerdo ya celebrado.

  1. La virgen María estaba desposada con José. Lucas 1:27.
  2. José no la había tomado aún por esposa, María era virgen. Mateo 1:18; Lucas 1:34.
  3. María no entendía el mensaje del Ángel. María se perturbó Lucas 1:29.
  4. El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá. Lucas 1:35.
  5. María le creyó a Dios y tomó la Palabra de Dios en serio y actuó con base en ella.
  6. De esta manera María demostró la fe: “Hágase conmigo conforme a tu Palabra.
  7. La Palabra de Dios LLEVA FRUTO, CRECE y PRODUCE en nosotros. Col. 1:5-6; Fil. 2:13.

Conclusión: La Palabra de Dios no vuelve vacía, producirá en nosotros lo que Dios ha dicho. Recuerde que Dios vigila para que Su palabra se cumpla. Jeremías 1:12.

Comparte en redes sociales