El sana a los quebrantados de corazón, Y venda sus heridas.El cuenta el número de las estrellas; A todas ellas llama por sus nombres. Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y su entendimiento es infinito. Salmos 147:3-5 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Señor, necesito tu toque sanador, hay ocasiones en las que quedó paralizada literalmente por el sufrimiento de mi corazón, no sé cómo manejar mi sentimiento doloroso y mi desilusión, no sé cómo sanarme de las heridas, sé que debo volver mis ojos a ti mi Rey.

Señor Jesús ayúdame a descansar en tu santa y sanadora presencia y cuando lo haga, tócame con tu tierna mano que renueva mi espíritu y produce sanidad total. Dame la fortaleza que necesito para aferrarme a ti, cuando siento deseos de escapar.

Yo sé que el enemigo desea vencerme, en especial cuando me desanimo, así que ayúdame a fortalecerme en la fe y confiar en que tú puedes y quieres restaurar en mí el gozo de tu salvación, y en qué lo harás.

Por favor Señor sáname y que aprenda a descansar en ti, vuelve a darme esperanza y paz interior.

En el nombre del Señor Jesucristo.

Con amor.

Tu hija/o, que desea ser sanada.

Comparte en redes sociales