Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché.

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo.

Señor, cuando pienso que tú me elegiste para representarte ante el mundo, me lleno de gozo de ser tu princesa. Isaías 41: 9

Señor dame la sabiduría para representarte como tú quieres que yo sea, quiero ser lo que tú me has llamado a ser, necesito tu ayuda para dejar todo lo que tú quieres que yo dejé de lado, para convertirme en lo que tú dices que soy, sé que me has dado una voluntad libre para elegir lo que quiero ser, hacer o tener, y mi decisión es estar entregada a ti.

Deseo dejar un legado a través de mi vida.

Quiero que el mundo sepa que soy tuya, enséñame a vivir y actuar como tu hija amada, sé que me equiparas para hacer todo aquello que me has llamado hacer, y me mantendrás fortalecida para acabar la carrera de la fe, gracias por llamarme hija, princesa y por amarme hasta el punto de dar tu vida.

Porque tú me elegiste primero, hoy determinó seguirte.
Te Amo, es un privilegio llamarte el Señor de mi vida y mi Salvador.

En el nombre del Señor Jesucristo.

Con amor,
Tu hijo/a, que te dice “” Si “” te seguiré

Comparte en redes sociales