LOS MOMENTOS DIFÍCILES NO PERDURA, LAS PERSONAS FUERTES SI

ERES MI DISEÑADOR
21 octubre, 2019
SU MISERICORDIA Y JUSTICIA
22 octubre, 2019

LOS MOMENTOS DIFÍCILES NO PERDURA, LAS PERSONAS FUERTES SI

Texto Principal: Hageo 2:18-19; Génesis 37:31-36; 45:18-28

Predicación Domingo 27 Octubre de 2019 – Apóstol Enrique Torra

Introducción: Ninguno de nosotros estamos exentos de enfrentar situaciones difíciles en la vida, El Señor Jesús dijo: “…En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”. Juan 16:33

Abraham, Isaac y Jacob pasaron por momentos difíciles, pero no desfallecieron ni murieron de hambre, ellos vieron y disfrutaron de la bendición de Dios al otro lado del valle de sombra de muerte.

I. LA DESCENDENCIA DE ABRAHAM Génesis 15:6.

Somos hijos de Dios, hijos de fe. Dios obra en nosotros a través de la fe en Su Palabra. La victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. 1 Juan 5:4

  1. ISAAC: “Después hubo hambre en la tierra, además de la primera hambre que hubo en los días de Abraham y se fue Isaac a Abimelec rey de los filisteos, en Gerar”. Génesis 26:1
  • “Por fe andamos, no por vista” 2 Corintios 5:7; Isaac caminó sobre la Palabra de Dios. Génesis 26:2-5
  • Isaac sembró en aquella tierra y cosechó aquel año ciento por uno. Génesis 26:12-14 
  • Las acciones de la fe, se fundamentan en la Palabra de Dios. ¡No es por vista, es por fe!

2. JACOB: “Y el hambre estaba en toda la extensión del país. Entonces abrió José todo granero donde había, …” Génesis 41:56 El Señor es nuestro proveedor.

II. EN LA TIERRA DE AFLICCION DIOS NOS HACE FRUTIFICAR Génesis 41:52

José en Egipto la tierra de aflicción, fructificó Génesis 37:28,36. José creyó en el propósito de Dios para su vida.

  1. Una visión clara: la visión que tenía José fue gobernar, él no se vio como un esclavo. Génesis 37:5-11 Sea fiel a la visión que Dios le ha dado. La palabra Rehema no dejará de cumplirse Salmo 119:89. 
  2. Aunque muchas personas lo aborrezcan, no se rinda, el Señor cumplirá su propósito en usted Salmo 138:8. Ore y declare la Palabra que Dios Salmo 119:49-50.

III. NO CREA A LA MENTIRA, VIVA EN LA VERDAD DE DIOS Juan 8:32

Jacob fue engañado por sus hijos, ellos luego que vendieron a su hermano como esclavo, justificaron su desaparición con la mentira que había sido devorado por una mala bestia. Gén. 37:33-34. 

  1. Se puede vivir en la mentira, cargado por la aflicción y llorando todo el tiempo. 
  2. El Señor dice: “Desde este día os bendeciré” Hageo 2:19. No llore más, se vislumbra un futuro mejor. Jeremías 31:17
  3. Crea en la Palabra rehema que el Señor le dio aquel día. ¿La recuerda? Dios tiene todo el poder para revivir su espíritu. Lo que Dios hace es bueno. Libérese del sentimiento de culpa, usted es un hijo de Dios, lavado por la Sangre de Cristo. Apocalipsis 1:5

IV. NO VIVA MAS EN LA MENTIRA, LLEGARON LOS CARROS CON LA PROVISION

Ya vienen los carros cargados de provisión. Génesis 45:23-27 Jacob vivió en la mentira por muchos años; su mente tenía la imagen de la muerte. Génesis 45:26 

  1. Vivir en la mentira, hace que la revelación de la verdad sea más difícil de persuadirnos. Se necesita una nueva visión para revivir Génesis 45:27
  2. Por los veinte años que viví llorando, voy a vivir veinte años de gozo. En los próximos siete años disfrutaré el bien de Dios. Salmo 23:6

V. DECLARE: “BASTA YA” Génesis 45:28

Israel dijo: “Basta; José mi hijo vive”. La vida toma un giro de 180º cuando determinamos “Basta”. 

  1. Basta de vivir sometido por la condenación y la culpa. Basta de miseria y pobreza. Basta de estrechez. Basta de esterilidad. Basta de excusas. Basta de recordar el pasado.
  2. Tome posesión de sus bendiciones en Cristo. Legalmente usted tiene derecho a estar de pie delante del Señor, sin sentimiento de culpa ni de condenación. Hebreos 10:19-22
  3. Tome la autoridad en el Nombre del Señor Jesucristo y el poder de la Sangre de Cristo y detenga el ataque que viene en su contra. Declare la derrota de satanás, Romanos 16:20.

VI. ALEGRESE, REGOCÍJESE EN EL SEÑOR ¡ESTE ES SU DÍA!

No podemos marchar como un ejercito descorazonado, el gozo del Señor es nuestra fortaleza. “Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza”. Nehemías 8:10 

  1. Debe haber una conexión entre nuestra vida cristiana y nuestra realidad presente. 
  2. El Señor Todopoderoso vive en usted. Usted también puede atraer al Señor. Eleve su oración ante Él. 

CONCLUSIÓN: Si por muchos años usted  estuvo llorando, quejándose por aquellas cosas que no veía y eran su deseo, y pensó que no existían, que estaba privado de volverlas a disfrutar; llegó el día de reprimir el llanto, porque se vislumbra un futuro mejor. Jeremías 31:16-17; Romanos 4:17

Comparte en redes sociales