LO QUE SOMOS EN CRISTO

Texto Principal: 1 de Corintios 15:57; 1 de Juan 5:4-5 

Introducción: El temor de contemplar lo que somos en Cristo, y el miedo de actuar como lo que somos, ha mantenido en la esclavitud a muchos creyentes y los ha despojado de las bendiciones de la obra consumada de Cristo. Hemos sido muy lentos para actuar de acuerdo con lo que somos en Él. El Espíritu Santo por medio de la Palabra escrita de Dios, nos ha revelado nuestra nueva identidad en Cristo, a fin de que caminemos en esa nueva dimensión de la vida.

  1. REDIMIDOS DE LA POTESTAD DE LAS TINIEBLAS

Redimir, “agorazo”: quiere decir comprar afuera, especialmente de comprar a un esclavo con vistas a otorgarle la libertad. (Efesios 1:7). Esto no es una redención teológica, ni una filosofía paulina. Esto es lo que el Padre dice de lo que somos en Su Hijo. “En quien tenemos redención” ¿Redimidos de qué

  1. Del dominio de satanás, de la esfera de la potestad de las tinieblas. Leemos en (Colosenses 1:13-14) “El cual nos ha redimido de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de Su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre”.
  2. Del dominio del pecado y de la muerte. (Romanos 6:14) “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros”. El Señor Jesucristo vino para darnos una vida abundante. (Juan 10:10).
  3. Del dominio de las enfermedades (Romanos. 8:11); (1 de Pedro 2:24).
  4. Del dominio de la pobreza. (1 Crónicas 29:12) “Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y dar poder a todos”. (Deuteronomio 8:18); (Génesis. 13:1-2).
  1. SOMOS LA NUEVA CREACIÓN 

Lo que vale es la nueva creación. (Gálatas 6:15) “Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación”. No sólo tenemos una redención que es literal y absoluta, sino que somos además una Nueva Creación.

  1. Nacimos de Dios. (Juan 1:12-13); (1 Juan 5:4).
  2. Nosotros somos ahora lo que el Padre soñó. Satanás no tiene dominio sobre nosotros. Jesucristo es la cabeza y Señor de esta Nueva Creación. (2 Corintios 5:17). 
  3. La enseñanza religiosa. Por mucho tiempo y de manera persistente hemos sido enseñados acerca de nuestras flaquezas, de la falta de habilidades y de nuestra indignidad; por eso, no nos atrevemos a confesar lo que Dios dice de nosotros. Tenemos temor de que la gente nos malentienda.
  4. El Padre dice que “Somos hechura suya” (Efesios 2:10).
  5. Cuando Cristo se levantó de entre los muertos la obra de la Nueva Creación fue consumada. Esta obra se convirtió en realidad en nosotros desde el momento que confesamos al Señor Jesucristo como nuestro salvador y Señor. (Romanos 10:10).
  6. El Padre ha declarado en Su Palabra que nosotros estamos en Su Hijo. Esta es una verdad.
  7. Aunque no nos hayamos desarrollado a la altura de esta verdad, o ni la hayamos percibido, pero allí está, con los brazos abiertos invitándonos a disfrutar de toda la plenitud que nos pertenece.
  1. EN CRISTO NO TENEMOS LIMITES

El Padre ha declarado en Su Palabra todo lo que nosotros podemos hacer en el Nombre de Jesús. Tal vez no lo hayamos apreciado, pero Él nos otorgó una carta de poder notarial para usar el Nombre de Su Hijo. (Juan 16:24) “Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido”.

  1. Es por fe. (Marcos 9:23). (Juan 14:12-13).
  2. El nombre del Señor Jesucristo es sobre todo nombre. Al escuchar el nombre de Jesús toda rodilla se tiene que doblar ante Él. Jesús dijo después que se levantó de entre los muertos: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra” (Mateo 28:18). (Filipenses 2:9-10).
  3. El Nombre de Jesús nos da acceso al Padre. Es la absoluta garantía de la oración contestada. La vida de oración se basa en el conocimiento absoluto del nombre de Jesús y no sobre emociones.
  1. NECESITAMOS EL CONOCIMIENTO POR REVELACIÓN DE NUESTRA POSICIÓN EN CRISTO 

Tener el conocimiento por revelación de la realidad de lo que Dios dice que somos, lo manifestaremos delante de todo el mundo con nuestros hechos y con las palabras. (Efesios 1:17-18).

  1. El callar lo que somos y expresar lo que satanás está haciendo en nuestros cuerpos y en nuestras mentes, es negar lo que somos en Cristo.
  2. Cuando Jesús dijo “Al que cree todo le es posible”, El quiso decir que todas las cosas son posibles para el creyente.

Conclusión. ¡Que autoridad él ha hecho de nosotros! ¡Cuan invencibles somos! ¿Por qué permanecemos hablando de debilidad, necesidad, y de nuestras incapacidades para emprender algo? “De Su plenitud hemos recibido todos” (Juan 1:16). La gracia y la habilidad de Dios están a nuestro alcance para que disfrutemos de todo lo que somos en El

Comparte en redes sociales