LAS DIFICULTADES EN LA FAMILIA

Las dificultades en las familias, siempre han de existir; y es cuestión de actitud, el superarlas pronto o demorarlas en la vida afectada; es tarea de los padres, y de cada uno de los miembros del hogar; poner esas dificultades en la posición que la Palabra, les da; es decir, superarlas.

Devocional Ministerio de Parejas

Cuando en el hogar se les dice a las dificultades que “son leves tribulaciones momentáneas” y se enfrentan con el carácter de un triunfador, con fe; ocurre lo que el Apóstol Pablo, declaró en 1 Corintios 4:16-17 “Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día.  Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento” (NVI. Castilian).

Es importante, tener en cuenta que la magnitud del problema, es dada por cada persona y por el lugar en que se ponen; generalmente reforzada por las declaraciones verbales que se hacen al respecto; olvidando que las palabras han tenido poder; y Jesús lo dejo muy claro: “Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho” Marcos 11:23 (RVR.1960).

Jesús no dice, que lo que digamos lo tendremos; independiente lo que sea que diga se tendrá; en mala hora, no se ha sembrado la costumbre de ver las grandes posibilidades, que Dios nos ha dado a través de las palabras; y es responsabilidad de los Padres, y de cada uno, hablar bien, y poner todo en orden; y el orden de Dios para usted y su familia es que sea bendecido y tenga toda las cosas buenas que Él creo para sus hijos, a los que le creen y declaran la buena Palabra, así lo manifiesta 3 Juan 1:3.

En Marcos 11:23, Jesús, resalto tres veces la palabra “decir” y una vez la palabra “Creer”; porque es importante aprender a hablar, cuando usamos las palabras correctas y en vez de la queja y la reafirmación del problema; empezamos a andar en Fe y le creemos a lo que Dios dice que somos y podemos, enfrentaremos cualquier tribulación declarada como leve y pasajera. Esto nos permite enfrentar los desafíos de la vida; revestidos de valor; no es difícil enfrentarlo y ganar, a partir de cuidar el ánimo, para observarlos y pasarlos en victoria.

No dependemos de nada ni de nadie; dependemos de Dios, es la Fe en Dios, la que produce gente con capacidad, es creer más allá de las dificultades, es ver a Dios actuando en nuestra vida, ayudándonos y llevándonos a un nivel superior; recuerde que la Palabra dice “que para el que cree todo es posible” Marcos 9:23.

Las palabras están impulsadas por la fe, para lograr las metas; para superar las tribulaciones; y esa fe es adquirida por buscar la comunión con Dios. “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios” Romanos 10:17 (RVR. 1960)

Aprendiendo a escuchar y tener los ojos puestos en Dios, aprendemos a hablar y a organizar todo a nuestro favor; recuerde que en Dios todo es posible y lo posible es que usted supere cualquier dificultad y más pronto si las mira como Él las mira “leves tribulaciones pasajeras” Así lo manifestó Jesús en Lucas 1:37 “Porque nada hay imposible para Dios” (RVR. 1960)

Comparte en redes sociales