LA ORACIÓN QUE OBRA MILAGROS

Texto Principal: Santiago 5:16; Juan 16:23-24; Jeremías 33:3; Salmo 34

Predicación Domingo 22 de Septiembre de 2019 – Apóstol Enrique Torra

Introducción: “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho” Dios nos invita a visitarlo a través de la oración. Es algo más que la conciencia de una gran necesidad que frecuentemente nos lleva a la intercesión. La oración es un llamamiento de amor para acercarnos a Él y gozar de su compañerismo. Es estar en la sala del Trono de Dios en una sesión ejecutiva.

I. ¿QUÉ ES LA ORACIÓN?

La oración es nuestra necesidad clamando ayuda, es la voz de la fe que se dirige al Padre. La oración es acercarnos a Dios presentándole nuestras necesidades con la confianza de que Él las satisface.

  1. La oración nace de la confianza que tenemos en nuestro Padre Dios de que nuestras necesidades serán satisfechas.
  2. La incredulidad no puede orar, sólo puede proferir palabras.
  3. La oración es la Palabra viviente en los labios de la fe. Orar es presentarle a Dios Su Palabra.
  4. El Padre y Su Palabra son uno solo. En oración le presentamos Su Palabra y Él la cumple.
  5. Cuando citamos la Palabra, lo citamos a Él. Cuando descansamos en la Palabra, descansamos en Él.
  6. Su Palabra puesta en los labios de la fe, es como si Él mismo hablara.

II. PEDID, Y SE OS DARÁ… Mateo 7:7-8.

A través de la oración establecemos nuestra comunicación con Dios y le presentamos nuestras demandas basados en Su Palabra. Podemos pedir todo lo que deseemos con fe, y lo recibiremos.

  1. Ore para que las habilidades de Dios se manifiesten en su vida Filipenses 4:13.
  2. Reciba la salud Salmo 103:3.
  3. Reciba la prosperidad financiera 2 Corintios 8:9.
  4. Viva la vida victoriosa Romanos 8:37; 1 Corintios 15:57; 2 Corintios 2:14.
  5. Cualquiera que sea la necesidad le estamos haciendo una demanda basados en Su Palabra.

III. JESÚS DIJO: “ALGUIEN ME HA TOCADO”. Lucas 8:46.

Un día cuando la multitud se apretujaba en torno al Maestro, Jesús dijo: “Alguien me ha tocado; porque yo he conocido que ha salido poder de mí”. Lucas 8:46. Otra traducción dice: “alguien ha hecho una demanda sobre mi habilidad”. (Traducción 20th Century)

  1. Nadie puede tocar al Maestro sin que él lo sepa.
  2. La oración es la forma como lo tocamos.
  3. La oración mantiene al hombre en íntimo contacto con el Padre y con Su Palabra.
  4. La oración enriquece al hombre espiritual y materialmente.
  5. La oración ilumina la mente, vigoriza y sana el cuerpo.

IV. LA ORACIÓN QUE TRAE RESPUESTAS.

“Si fueren destruidos los fundamentos, ¿que ha de hacer el justo?” Salmo 11:3 es necesario que nuestras oraciones sean hechas sobre una base segura. ¿Cuáles son los fundamentos de la oración?

  1. Toda oración debe ser dirigida al Padre Juan 16:23
  2. Toda oración dirigida al Padre debe hacerse en el nombre de Jesús Juan 16:23. No es por nuestros méritos, es por gracia. El Señor Jesucristo es nuestro intercesor Romanos 8:34; Hebreos 7:23-25.
  3. Toda oración debe hacerse con base en la Palabra de Dios. 1 Juan 5:14-15.
  4. Toda oración debe hacerse con la seguridad de que es la voluntad de Dios concedernos lo que le estamos pidiendo. Marcos 11:24 “Creed que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán”. N.V.I.
  5. En una actitud de fe, comience a agradecerle a Dios por la respuesta aunque no la este viendo físicamente. El agradecimiento abre la puerta, la alabanza la mantiene abierta.

Conclusión. Toda oración dirigida al Padre en el nombre de Jesús, basada en la Palabra de Dios, con la confianza de que Él nos responderá y en una actitud de agradecimiento, Dios la oye. El Salmo 34:17 “Claman los justos, y Jehová oye, y los libra de todas sus angustias”. En el Salmo 91:15 dice la Biblia: “Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré”. Ahora podemos participar

Comparte en redes sociales