LA LEY DEL ESPÍRITU DE VIDA EN CRISTO JESÚS

Texto Principal: Romanos 8:1-2; Colosenses 3:4

Predicación Domingo 30 de Junio de 2019 – Apóstol Enrique Torra

Introducción: Cada vida tiene una ley esencial –innata- de vida, que es tan fuerte como la vida que la produce. La vida Zoe increada de Dios, es la más alta clase de vida, es la vida Eterna y divina.

I. LA LEY DE LA VIDA DEL ESPÍRITU DE DIOS

La ley de la vida es aquella función natural e innata que acompaña a esa vida. La vida Zoe de Dios es la categoría más alta de vida. 

Tiene que ver con la vida como un principio y como algo absoluto.

Cuando recibimos esta clase de vida en nosotros, por medio de la regeneración, recibimos también todas las capacidades de Dios.

II. LA VIDA ZOE

La vida Zoe contiene la habilidad y capacidad de Dios. Zoe es la vida de Dios.

Es un intercambio de vida entre Dios y nosotros. “Ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí”. Gálatas 2:20 

El mensaje del Evangelio no es un cambio de vida, sino un intercambio de vida.

Dios nos impartió Su vida Zoe, cuando nosotros estábamos muertos en nuestros delitos y pecados. 

III.LA REGENERACION

La regeneración es un acto de Dios en nosotros, fuimos regenerados en el instante que recibimos al Señor Jesucristo en nuestro corazón como el único Señor y Salvador de nuestra vida. Ser regenerados significa ser engendrados por Dios, es recibir la vida de Dios. 

Nuestro espíritu estaba muerto, esto no significa que no existiera, sino que había perdido su función de tener comunión con Dios.

Después de la caída, el hombre tuvo dos necesidades:

a. Que Dios resucitara el espíritu humano y,

b. Que Dios le impartiera Su vida Zoe.

Dios nos resolvió estas necesidades:

a. Por la sangre del Señor Jesucristo derramada en la cruz nuestros pecados fueron removidos, la sangre del Señor Jesucristo nos limpió de todo pecado Hebreos 9:26; 1 Juan 1:7-9, y nuestro espíritu que estaba muerto resucitó. Efesios 2:5-6

b. La vida Zoe fue liberada por medio de la muerte de Cristo y le fue impartida a todo aquel que cree en Él. Juan 5:24

El espíritu humano es la parte de nosotros que recibe la vida Zoe de Dios. Juan 1:12-13

IV. LA PLENITUD DE LA VIDA DE DIOS ESTA EN NOSOTROS

Heb. 13:20-21; Gál. 2:20; Fil. 2:13

La maravillosa vida de Dios nos ha sido dada -sus habilidades y poder-, está en nosotros. Romanos 8:2 

Dios nos engendró, ahora somos sus hijos. Hebreos 8:10 “… Por lo cual este es el Pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor; pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo¨. 

Tenemos un corazón Nuevo y un espíritu nuevo. “…Os daré corazón Nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra…” Ezequiel 36:25-28

“La ley del Espíritu de Vida”. la Biblia dice: “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” Romanos 8:2

Somos hijos de Dios. Juan 1:12-13 

Nuestros cuerpos son el templo del Espíritu Santo. 1 Corintios 6:19

Conclusión: Somos la nueva Creación, tenemos la vida de Dios, la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús nos libró de la ley del pecado y de la muerte. Romanos 8:1-2; 2 Corintios 5:21 “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él”. 

Comparte en redes sociales