Texto Principal: Efesios 5:25-27.

Escuche aquí el mensaje

Introducción: Lo que Dios ha dicho acerca de la iglesia es maravilloso. Cuando Dios habla de la iglesia, no se refiere al concepto que tenemos de la iglesia tradicional con toda su liturgia, tampoco se refiere a un edificio construido por mano de hombres. Cuando Dios habla de la iglesia, está hablando de su cuerpo, sus creyentes.

I. QUÉ ES LA IGLESIA.

A través de años de tradición, la palabra «iglesia» hoy ha tomado un significado totalmente anti-bíblico. Para muchos significa un edificio religioso o una organización del hombre. Ocultando el verdadero significado de la iglesia que Jesús dijo que edificaría, Satanás nos ha detenido de ser y actuar como la iglesia de Cristo.

1. La iglesia, el Cuerpo de Cristo aquí en la tierra, está conformada por Judíos y Gentiles. («Gentiles» se refiere a cualquier raza no Judía). La iglesia está formada por todos los que estamos en Cristo. En Él, no hay hombre ni mujer, judío ni griego, esclavo ni libre. La raza, género o condición financiera no debe hacer ninguna diferencia. Gálatas 3:28.

2. Nosotros somos la iglesia. Toda promesa que tenemos para la iglesia es una promesa para nosotros. ¡Nosotros somos la iglesia! Dios tiene un propósito eterno y estamos «llamados según su propósito.»

3. La palabra Griega traducida “iglesia” es eklesia de la palabra ek que significa “fuera” y la raíz kaleo que significa “llamar.” Iglesia, entonces significa “llamados hacia afuera” Nosotros como iglesia fuimos llamados de acuerdo a Su propósito. 2 Timoteo 1:8-10.

II. LA GLORIA DE DIOS MANIFESTADA A TRAVÉS DE LA IGLESIA.

Avivamiento es la gloria de Dios manifestándose a través de la iglesia. La Biblia dice: “…Yo glorificaré la casa de Mi gloria” Isaías 60:7. “…Y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos… La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; …” Hageo 2:7,9.

1. ¡Qué día tan glorioso será cuando la gloria de Dios invada la tierra! experimentaremos una Gloria intensa –Una gloria incesante – ¡Una gloria que llenará toda la tierra! Dios desea eso para todos nosotros, sus hijos. Cuando cambiamos nuestra mentalidad natural a la mente sobrenatural y le permitamos a nuestro espíritu que busque y crea que todo lo que Dios ha dicho es verdad para nosotros, entonces veremos que sucederá lo milagroso por dondequiera que vayamos. Isaías 60:1-7.

2. Tendremos salud y prosperidad sobrenatural. Es la voluntad de Dios para Su pueblo que prospere y sea saludable. “Amado, yo deseo que seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”. 3 Juan 2; Isaías 60:5-6. Dios nos suplirá todas nuestras necesidades y multiplicará el fruto de nuestras manos, nos hará poderosamente ricos. Fil. 4:19; 2 Corintios 8:9.

3. La gloria de Dios nos protege de nuestros enemigos. “Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y así mismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas, e iba entre el campamento de los egipcios y el campamento de Israel; y era nube y tinieblas para aquellos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos a los otros”. Éxodo 14:19-20.

4. La gloria de Dios nos ilumina. “Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo”. 2 Corintios 4:6. “… Y la gloria de Jehová será tu retaguardia…” Isaías 58:8.

5. La gloria de Dios protege nuestra nación y sanará nuestra tierra. “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra¨. 2 Crónicas 7:14.

6. La gloria de Dios fortalece nuestro espíritu, “para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu”. Efesios 3:16.

Conclusión: El deseo de Dios es manifestar Su gloria a través de nosotros sus hijos. La Biblia dice: “Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; mi gloria, y el que levanta mi cabeza” Salmo 3:3; “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti… entonces verás, y resplandecerá; se maravillará y ensanchará tu corazón, porque se haya vuelto a ti la multitud del mar, y las riquezas de las naciones hayan venido a ti… vendrán todos los de Sabá; traerán oro e incienso, y publicarán alabanzas de Jehová”. Isaías 60:1,5,6. Dios ha dicho, «Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios. Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.» Isaías 40:3-5.

Por Ap. Enrique Torra

Comparte en redes sociales