LA GRAN TRIBULACIÓN: LA ABOMINACIÓN DESOLADORA

EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA
24 mayo, 2021
LA ÉPOCA DEL ANTICRISTO
7 junio, 2021

LA GRAN TRIBULACIÓN: LA ABOMINACIÓN DESOLADORA

Texto Principal: (Mateo 24:15-29). 

Introducción: “La Gran Tribulación” inicia en el segundo periodo de la “semana setenta”, después del Rapto de la Iglesia; entonces comenzará la gran tribulación (Mateo 24:21) “Porque habrá entonces gran tribulación, cual no ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá”. 

Este período inicia con la “abominación desoladora” (Mateo 24:15) “Por tanto cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes”. El Señor Jesucristo describe las señales extraordinarias que ocurrirán durante la gran tribulación que indican que el fin del mundo está muy cerca. Estas señales precederán y avisaran el retorno de Cristo a la tierra después de la gran tribulación.

  1. ¿QUÉ ES LA ABOMINACIÓN DESOLADORA?

“La abominación desoladora” es un acontecimiento visible que le avisa a los fieles que estén vivos durante la tribulación que la segunda venida de Cristo a la tierra ocurrirá muy pronto.

  1. Esta señal se refiere a la profanación del templo judío de Jerusalén por el anticristo (Daniel 9:27). llamado el inicuo, levantará su imagen en el templo de Dios, declarándose Dios (2 Tesalonicenses 2:3-4); (Apocalipsis 13:14-15).
  2. La “abominación desoladora” marcará el principio de la etapa final de la tribulación, que culmina con el retorno de Cristo a la tierra y su juicio sobre los impíos en Armagedón (Mateo 24:21, 29-30; Daniel 9:27; Apocalipsis 19:11-21).
  3. El Señor Jesucristo dijo: “cuando veáis” (Mateo 24:15). Los santos de la tribulación podrán saber con bastante certidumbre cuándo terminará la tribulación y vendrá Cristo a reinar en la tierra (Mateo 24:33) “Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas”. 
  4. El tiempo que transcurre entre “la abominación desoladora” y el fin de la “Gran Tribulación” se da cuatro veces en las Escrituras, son tres años y medio, o mil doscientos sesenta días (Daniel 9:27); (Apocalipsis 11:1-2; 12:6; 13:5) “También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses”.
  5. A causa de esta firme esperanza de la venida de Cristo (Mateo 24:33), los fieles deben estar conscientes de que cualquier informe de que Cristo ha vuelto es engañoso (Mateo 24:23-30). “La venida del hijo del hombre” después de la tribulación será visible y conocida por todos los que estén en el mundo.
  1. LA GRAN TRIBULACIÓN ES UN PERIODO DE SUFRIMIENTO Y ANGUSTIA

La gran tribulación será un período de sufrimiento y angustia terribles para todas las personas del mundo. 

  1. Será a nivel mundial (Apocalipsis 3:10) “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra”.
  2. Será el peor tiempo de aflicción y angustia que ocurra jamás en la historia de la humanidad (Mateo 24:21) “Porque habrá entonces gran tribulación, cual no ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá”; (Jeremías 30:5-7).
  3. El mundo estará bajo el dominio del “inicuo”, anticristo (Apocalipsis 13:12) “Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada”.
  4. Será tiempo de la ira del juicio de Dios sobre los impíos (Apocalipsis 6:16-17) “Y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?”.
  5. La afirmación de Jesús de que aquellos días serán acortados no debe interpretarse como una reducción de los tres años y medio o mil doscientos sesenta días profetizados, sino que se refiere al hecho de que el período es tan terrible que sería destruida toda la raza humana si no estuviera restringido a un período limitado. (Mateo 24:22) “Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados”.

Conclusión: La gran tribulación terminará con la venida del Señor Jesucristo en gloria (Mateo 24:29-31) “E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”. ¡Ven, Señor Jesús!

Comparte en redes sociales