¿Qué es la comunicación? La Comunicación es un proceso de intercambio de información, en el que un emisor transmite a un receptor algo a través de un canal esperando que, posteriormente, se produzca una respuesta de dicho receptor, en un contexto determinado.

En el hogar debe una comunicación activa y clara con el fin de que cada uno de los miembros de la familia expresen sus pensamientos, sentimientos y situaciones por las que esté pasando, sino que además ésta, evitará el aislamiento de cada uno de ellos.

Por la falta de comunicación a veces se establecen reglas tiránicas, impuestas desde un solo punto de vista y el resultado será que las reglas sin relación producen rebeldía. Cuando estas faltan, causamos gran daño a las personas con las que convivimos.

La soledad es fertilizada cuando los miembros de la familia se refugian ya sea en la televisión, la radio o un grupo social. Los grupos sociales crean presiones sobre las personas que los componen, especialmente en aquellas que son tímidas. Estas, al verse presionadas, prefieren encerrarse en un mutismo como medio de defensa. La familia puede llegar a ser un grupo de presión si no está dispuesta a cambiar patrones de conducta, rumbos o concepciones de lo que debe ser la vida familiar.

No debemos permitir que las presiones nos aíslen. Debemos mantener una posición de continuo aprendizaje para saber ceder en cosas que no varíen totalmente de las buenas concepciones, a menos que pensemos que están totalmente equivocadas.

La presión de grupos es el resultado de imponer reglas sin tener en cuenta a los componentes del grupo, y de las prohibiciones sin amor. Hay hogares que basan su autoridad en la presión de los más poderosos o de quienes tienen autoridad y se crea un estado de soledad en quien se siente violentado en sus derechos especialmente en el de opinar.

Comparte en redes sociales