JESÚS DIJO: PUEDEN PEDIR CUALQUIER COSA EN MI NOMBRE, Y YO LA HARE

LOS DESEOS DE DIOS EN MI
23 enero, 2020
PRINCIPIOS DE LA ORACIÓN EFICAZ
3 febrero, 2020

JESÚS DIJO: PUEDEN PEDIR CUALQUIER COSA EN MI NOMBRE, Y YO LA HARE

Texto Principal: Marcos 16:17-18; Juan 14:12-14

Introducción: Estamos en una era de dominio vinculada con la Omnipotencia, llenos de Aquel que es mayor que el que esta en el mundo, con la sabiduría de Aquel que habló solamente y el universo fue creado, y con el derecho legal para usar Su Nombre en toda crisis de nuestra vida.

I. JESUS DIJO: EN MI NOMBRE HARÁ MARAVILLAS

“Y cualquier cosa que pidáis en el nombre de mi, eso haré, para que sea glorificado el Padre en el Hijo. Si algo pedís me en el nombre de mí, yo lo haré”. Juan 14:13-14 (Nuevo Testamento Interlineal Griego – Español). Aquí no está hablando de oración.

  • La promesa para utilizar Su Nombre en oración está en los capítulos 15 y 16 del Evangelio de Juan.
  • Esto es lo que Pedro utilizo en la puerta Hermosa, tal como lo narra Hechos 3:6, él uso el nombre diciendo, “En el Nombre de Jesucristo de Nazaret, anda”. Y el hombre que había estado cojo desde su nacimiento, salto y se puso en pie, quedando perfectamente bien y fuerte.

II. PEDIR ES DEMANDAR

La palabra “pedir” en el griego significa “demandar”. No estamos demandándolo de Dios. Estamos demandado que las fuerzas de las tinieblas sean quebrantadas, que las enfermedades sean sanadas, que la incredulidad salga de la mente de las personas para que crean en el Señor Jesucristo y se salven, que las circunstancias cambien, que el dinero venga. 

  • Jesús se hará responsable de lo que demandemos en su Nombre. Jesús dijo, Todo lo que demandareis en mi Nombre (Porque la palabra pedir significa demandar) esto haré. Ningún mal o enfermedad puede resistir el Nombre. Jesús dijo: “En mi Nombre echaran fuera demonios”. Marcos 16:17
  • No hay necesidad de oración para eso, simplemente nos acercamos al hombre o a la mujer oprimidos por la enfermedad y decimos, “En el Nombre de Jesús, satanás, te ordeno que salgas de ese cuerpo”.
  • Satanás sabe que esta derrotado, y cuando nos valemos del Nombre, él debe salir. Juan 15:16 “Para que todo lo que pidiereis del Padre en mi nombre, Él os lo de”. Esto no es oración.
  • «Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido”. Juan 16:24 En los capítulos 14, 15 y 16 de San Juan, no está la palabra “creed” o la palabra “fe”. En estos tres capítulos, las palabras “fe” o “creed” no ocurren.
  • Nosotros estamos dentro la familia, y precisamente porque estamos en la Familia de Dios tenemos el derecho legal a estas cosas. Efesios 1:3 lo explica “Bendito el Dios y Padre del Señor nuestro Jesucristo, el cual nos bendijo con toda bendición espiritual en lugares celestiales con Cristo”. Todo lo que Jesús hizo fue para nosotros.

III. COMO EMPLEAR EL NOMBRE

Esta es la verdad más vital para cada uno de nosotros. El nombre de Jesús se emplea en dos formas principales:

  • En oración al Padre. Juan 15:16 “para que todo lo que pidiereis del Padre en mi Nombre, El os lo de”. Juan 16:23, “Todo cuando pidiereis al Padre en mi Nombre, os lo dará”. Vosotros pues orareis así, Padre Nuestro… Él declara que todo lo que pidamos en Su Nombre el Padre nos lo dará. Esto es absoluto. En Juan 14:13-34. 
  • El nombre de Jesús lo empleamos contra las enfermedades y contra toda fuerza del diablo y sus demonios. La Palabra nos dice que usemos el Nombre de Jesús ordenándole a la enfermedad o a las circunstancias adversas o cualquiera otra crisis.

Si hay un enfermo, impóngale sus manos declare: “En el nombre de Jesucristo, cuerpo obedece la Palabra. La Palabra declara que por sus heridas eres sanado, yo te ordeno, espíritu de enfermedad o de Tuberculosis, que salgas de este cuerpo ahora mismo”. 

El demonio de la enfermedad saldrá, y la persona es sanada.

IV. EMPLEANDO EL NOMBRE HOY 

Satanás ha mantenido nuestros ojos cegados Para que no empleemos el Nombre de Jesús. 

  • Hechos 4:13-22 es la historia de Pedro y Juan cuando curaron aquel hombre inválido en el Nombre de Jesús. “Y viendo al hombre que había sido sanado, que estaba con ellos, no podían decir nada en contra… Sin embargo, para que no se divulgue mas entre el pueblo, amenacémosles para que no hablen de aquí en adelante a hombre alguno en este nombre”. Hechos 4:17 ¿Por que?
  • Ellos no se oponían a que se predicase la Resurrección o a que se enseñase el Nuevo Nacimiento. Pero si se oponían a que se enseñase en ese Nombre porque en el Nombre esta el poder de sanidad.

Conclusión: Hebreos 13:8, dice: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos. Hay exactamente tanto poder en el Nombre como siempre lo ha habido. No es un problema de fe, es problema de que nos atrevamos a poner las manos sobre los enfermos y los sanemos. Es problema de que nos atrevamos a orar al Padre en el Nombre, y los milagros serán el resultado de esa oración. ¡Atrévase a emplear el Nombre!

Comparte en redes sociales