EN EL DIA DE HOY ORAMOS PARA QUE NUESTROS HIJOS ADQUIERAN EL CARÁCTER DE SIERVOS

Devocional Ministerio Infantil

Iglesia Cristiana PAI

“He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es Jehová, quien ha sido salvación para mí. Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación”. Isaías 12:2-3

Padre Celestial te damos gracias en el día de hoy por la misión que nos has encomendado de ser Padres; hoy te pedimos Señor que desarrolles en nuestros hijos el carácter de siervos, a la semejanza de nuestro amado Señor Jesucristo. Amén.

“Y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” Mateo 20: 27-28.

Los padres influyen en la formación del carácter de los hijos, bien sea para bien o para mal; la permisividad o el exceso de autoridad en el entorno familiar pueden causar serias deformaciones en el carácter de los hijos lo cual se verá reflejado en la toma de decisiones en el presente y en la vida adulta.

Además de proporcionar todas las cosas materiales a sus hijos, los padres son forjadores del carácter y muchas veces se pasa por alto esta misión dentro del rol de ser padres. El carácter que debe ser formado en ellos es el de Jesús y esto solo es posible con padres que amen a Dios y su Palabra. Querido Padre de familia te invitamos a darle un lugar a la Palabra de Dios en tu hogar, esto hará la diferencia en tu corazón y el de tus hijos.

ACCIÓN DE GRACIAS

Queridos Amigos y Hermanos son muchos los motivos para dar gracias al Señor, primeramente por una Salvación tan grande y porque diariamente nos colma de favores y misericordias. Hoy damos Gracias a Dios por la Vida Eterna.

En el Nombre de Cristo Jesús te bendigo con la promesa de la Escritura en Juan 3:16, que nos dice “Que todo aquel que cree en el Hijo será salvo”. Un día verás el rostro de Dios, y su nombre estará escrito en tu frente. Tu nombre y el de toda tu generación estará escrito en el Libro de la Vida del Cordero.

“Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, y verán su rostro y su nombre estará en sus frentes.” Apocalipsis 22: 3-4

Comparte en redes sociales