Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Salmos 46-1

Iglesia Cristiana PAI – Ministerio de Alabanza – Devocional 26 Septiembre /2019

Como hijos de Dios, debemos esperar y confiar en Él, en su poder y su gracia, porque él tiene nuestras vidas bajo control aún en los peores momentos. Tenemos la seguridad que somos más que vencedores por medio de Cristo.

No debemos permitir la cabida del temor en nuestra mente. El temor en los momentos difíciles puede convertirse en nuestro peor enemigo.

El temor nubla la visión y el entendimiento del creyente, en todo momento debemos ser conscientes de que contamos con un Dios que no sólo puede ayudarnos, sino que también quiere ayudarnos.

Una de las mejores formas de afirmar y fortalecer este pensamiento es la lectura de Su Palabra, leyéndola confirmaremos que la voluntad y los planes de Dios para nuestras vidas son siempre de bien y no de mal, de bendición y no de maldición.

Oremos: Gracias Dios por tu fidelidad, porque eres nuestra ayuda y fortaleza en medio de las dificultades, porque, aunque sabemos que en el mundo tendremos aflicciones en ti tenemos consuelo y descanso, no solo esto sino también la solución, gracias por amarnos tanto Señor.

AMEN

Comparte en redes sociales