EL PODER DEL ACUERDO EN LA ORACIÓN

Texto principal: Mateo 18:18-20; Deuteronomio 32:30: Romanos 8:26

Predicación Domingo Abril 28/18

Introducción: Hay un poder ilimitado cuando dos o tres se ponen de acuerdo en oración respecto a cualquier cosa que pidan. De todas las promesas que encontramos en la Biblia, ésta, que está en Mateo 18:19 tiene gran significado. Muchos cristianos tiene conocimiento de ésta Palabra, sin haber logrado los resultados en sus vidas. Dios no puso estas promesas en la Biblia relacionadas a la oración sólo para llenar espacios. Él las dejó para nuestro bien, podemos usarlas y también podemos actuar conforme a cada una de las promesas que el Señor nos ha revelado respecto a la oración.

CUALQUIER COSA QUE PIDA LE SERÁ HECHO POR EL PADRE Mateo 18:19

El Señor Jesucristo dijo: “…Les será hecho por mi Padre que está en los cielos” Mat. 18:19 Esta afirmación del Señor Jesucristo es tan poderosa por que está respaldada por el Trono mismo de Dios. Jeremías 1:12

  1. Lo que Jesús prometió: “…les será hecho por mi Padre…”. Mateo 18:19
  2. “Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré” Juan 14:14
  3. Lo que el Señor Jesucristo está diciendo es: “Si pidiereis cualquier cosa en mi nombre, y no la tengo, entonces yo lo haré por ti”. (Esta es la traducción más literal del versículo tomada del griego)

LA AUTORIDAD PARA ATAR Y DESATAR Mateo 18:20

“Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Este versículo lo podemos relacionar con las reuniones en el templo; pero lo que el Señor Jesús está diciendo es que donde quiere que estén dos o tres personas si se ponen de acuerdo, allí está él para validar lo que declaren en el nombre que es sobre todo nombre: el Nombre de Jesús.

  1. Cualquier cosa que atemos en la tierra, será atada en el cielo, y cualquier cosa que desatemos en la tierra, será desatada en el cielo”. Tenemos la autoridad para atar o desatar. El cielo nos respaldará en todo lo que hagamos. No permita que el diablo ate su familia, su salud, o sus finanzas.
  2. Atar significa impedir; desatar quiere decir permitir.
  3. Usted puede liberar el poder para atar y desatar, póngase de acuerdo con uno o dos creyentes más y en el nombre de Jesús reprenda al diablo, ate a los demonio, échelos fuera y permita que las bendiciones del Señor, las que le pertenecen como hijo de Dios se derramen sobre su vida, familia, finanzas y en su nación. Créalo con el corazón y confiésalo con su boca, lo que diga le será hecho.

EL PODER DEL ACUERDO PARA LA MULTIPLICACIÓN Deuteronomio 32:30

¿Cómo podría perseguir uno a mil, y dos hacer huir a diez mil, si su Roca no los hubiera vendido y Jehová no los hubiera entregado? Podemos ser poderosos en oración, pero podríamos ser más poderosos y exitosos si nos unimos con alguien que esté creyendo a la Palabra de Dios.

  1. La Biblia dice que uno puede perseguir a mil, pero dos pueden hacer huir a diez mil.
  2. Con alguien poniéndose de acuerdo con nosotros en oración, podemos hacer diez veces más que nosotros solos. No tiene que haber un gran número. Un esposo y una esposa, si oran en el acuerdo, es suficiente. Sólo dos.
  3. La gente sencilla cree la Palabra de Dios y obtiene los resultados. No es con la mente que se cree, es con el corazón. Dios es Todopoderoso, Dios honra Su Palabra, no importa quien sea la persona, ni que nivel educativo tenga, Dios honra Su Palabra.

LA ORACIÓN DEL ESPÍRITU SANTO Romanos 8:26

“Y de igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”. Romanos 8:26 La versión griega dice en la última parte de este versículo: “Con gemidos que no pueden ser expresados con lenguaje articulado”. Esto quiere decir, orar en lenguas.

  1. El Espíritu Santo y nuestro espíritu unidos en oración. 1 Corintios 14:14 Mi espíritu, a través del Espíritu Santo en mi, ora.
  2. No sabemos que hemos de pedir como conviene, pero el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad.
  3. Nosotros somos responsables por nuestra vida de oración, el Espíritu Santo nos ayuda en cada aspecto de nuestra vida.

Conclusión: Jesús dijo: “Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquier cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos”. Mateo 18:19

Por Apóstol Enrique Torra

Comparte en redes sociales