Devocional Ministerio Infantil

Iglesia Cristiana PAI

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16.

El ser humano por naturaleza necesita sentirse amado, de alguna u otra forma tiene la necesidad de sentirse apreciado y querido; el amor es una de las necesidades básicas de las personas. Pero, ¿Habrá un amor mayor al que nos ofrece Dios? La respuesta es no, no hay mayor amor que el que Dios nos ofrece cada día; es imposible pensar en un amor mayor del que nos brinda aquel que entregó a su único hijo para limpiar nuestros pecados y de aquel que se entregó a sí mismo pagando el precio de nuestra rebelión.

La naturaleza de Dios es amor, nunca cambia; su amor es perfecto, inagotable, no tiene principio ni fin, es un amor único, puro, sin límites e infinito.

Oración:

Gracias te damos amado rey por amarnos de la forma en que lo haces, gracias por tu fidelidad y tu misericordia en muestras vidas, gracias porque a pesar de nuestras ofensas y errores tu amor nunca cambia; gracias por perdonarnos y olvidarte de nuestra maldad; te bendecimos, te adoramos y te pedimos nos ayudes a amarte cada día más y a poder amar a nuestro prójimo con el mismo amor que nos brindas cada día.

Comparte en redes sociales