EL ADN DE LA IGLESIA PAI: NUESTRO LLAMADO SANTO

TODO EL QUE MIRARE VIVIRÁ
15 junio, 2020
LA FAMILIA
23 junio, 2020

EL ADN DE LA IGLESIA PAI: NUESTRO LLAMADO SANTO

Texto Principal: Isaías 49:1-13; 2 Corintios 5:20; Gálatas 6:1; 2 Timoteo 1:9.

Predicación Pastor Enrique Torra 28 Junio/2020

Introducción: Hace veinte años nuestro amado Señor y Padre me llamó a iniciar este ministerio. En oración le pedí que me revelara cuál era la tarea específica que debía cumplir. Durante más de seis meses, estuve buscando la dirección de Dios y él me habló a través de Su Palabra en (Isaías 49.6) “dice: Poco es para mi que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz a las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra”; (2 Corintios 5:20) “Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios” (Gálatas 6:1) “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a sí mismo, no sea que tú también seas tentado”.

I. NUESTRO LLAMADO

El Señor Jesucristo nos llamó a establecer Su Reino aquí en la tierra. El ministerio de la Iglesia Cristianan Proyección de Alcance Internacional PAI, es el de:

  1. Reconciliadores: La palabra reconciliar en el idioma griego es ‘katalásso’ que da la idea de “componer una diferencia”. El reconciliador es un puente entre Dios y el pecador. A través de la predicación del evangelio, los pecadores creerán en el Señor Jesucristo reconciliándose con Dios y serán salvos.
  2. Levantar a los caídos. La palabra hebrea ‘levantar’ se refiere a la acción de “cambiar, convalecer, exaltar, renovar, sustentar’. Fuimos llamados a levantar a los caídos. En nuestro entorno existen muchos hermanos que se apartaron de los caminos del Señor, ya no asisten a la congregación, no están leyendo la Palabra de Dios ni practican la oración. Ellos volvieron a su rutina de su vida pasada. Dios es un Dios de nuevas oportunidades. Dios no es legalista. Cuando una persona se vuelve a Dios, El Señor no lo rechaza. Jesús dijo: “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí, y al que a mi viene, no le echo fuera” (Juan 6:37).
  3. Restauradores (Gálatas 6:1): La palabra restaurar en el griego es (katartizo) que significa completar totalmente, reparar, ajustar, hacer apto, perfeccionar, preparar, remendar, restaurar. A través de la impartición de la Palabra de Dios, estamos enfocados en la restauración de cada persona que llega a la iglesia sin importar su estado; persuadidos de que a través de la Palabra de Dios la mente humana es renovada; las personas que se renueven por la Palabra de Dios, cambiarán su forma de vivir y serán un instrumento útil en las manos de Dios.
  4. Embajadores: (2 Corintios 5:20) La palabra embajador en el griego es (presbeúo) significa actuar como representante (predicador, embajador). El Señor Jesucristo nos confió Su nombre, nos delegó Su autoridad  para representarlo aquí en la tierra. (Marcos 16:17-18)
  5. Dios nos llamó para establecer Su Reino en todo el mundo. (Isaías 49:6)

II. OPERACIÓN 2020 SISTEMA JETRO 5X5

Nuestra tarea debe continuar, independientemente de la situación que estemos enfrentando. La Obra del Señor sigue su marcha, la iglesia sigue hacia adelante. 

  1. ¿En qué consiste la Operación 2020? Es el método que usó la iglesia del Libro de los Hechos para cumplir con la Gran Comisión, (Hechos 20:20) que dice: “y como nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas”.
  2. El Sistema Jetro 5X5 es la ministración a los miembros de la iglesia, organizándolos en grupos pequeños para darles la atención personalizada. Se basada en la revelación que Dios le dio a Moisés a través de Jetro, leemos en (Éxodo 18:20-23). “Y enseña a ellos las ordenanzas y las leyes, y muéstrales el camino por donde deben andar, y lo que han de hacer. Además escoge tú de entre todo el pueblo varones de virtud, temerosos de Dios, varones de verdad, que aborrezcan la avaricia; y ponlos sobre el pueblo por jefes de millares, de centenas, de cincuenta y de diez. Ellos juzgarán al pueblo en todo tiempo, y todo asunto grave lo traerán a ti, y ellos juzgarán todo asunto pequeño. Así aliviarás la carga de sobre ti, y la llevarán ellos contigo. Si esto hicieres, y Dios te lo mandare, tú podrás sostenerte, y también todo este pueblo irá en paz a su lugar. Y oyó Moisés la voz de su suegro, e hizo todo lo que dijo”. 
  3. Dios “nos llamó con llamamiento santo” (2 Timoteo 1:9). Dígale al Señor hoy: “Heme aquí, envíame a mí” (Isaías 6:8); “Señor, ¿qué quiere que yo haga?…” (Hechos 9:6)
  4. Comprométase y obedezca el mandato del Señor Jesucristo, La Gran Comisión. Salga a testificar de Cristo a los que no son salvos. Predique el evangelio públicamente y por las casas.

Conclusión. Somos la familia de Dios, Él nos salvó, nos justificó y nos hizo la nueva creación. Él nos confió el mensaje de la reconciliación, el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Testifiquémosle de Cristo a nuestros familiares y amigos; Dispongamos nuestras casas para las reuniones celulares de adoración, edificación y evangelismo. DIOS ES BUENO.

Comparte en redes sociales