CORRER Y DISFRUTAR DE SU PALABRA

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 1 Corintios 9:24 (RVR.1960).

Iglesia Cristiana PAI – Ministerio de Parejas – Devocional /2019

Así veía Pablo, el trasegar en este mundo. Y como lo mencionamos en la pasada entrega, “el mundo es un estadio hostil…” y en esa carrera del tiempo, la modernidad, el cambio de costumbres, de ideologías, se encuentran nuestros hijos hoy. De ahí que los hijos deben enfrentarse a este mundo material en forma de competencia, de una carrera en este estadio. Y es la misión de los padres, prepararlos para asumir el paso de esta carrera; y es enseñándolos a correr como lo dijo Pablo: a correr de tal manera que obtengan ese premio. Y es que ese premio es la vida eterna.

Tener ese galardón, de Parte de Dios, es correr y disfrutar de su Palabra, poniéndola por obra en la vida. David dijo: “¿Con qué limpiará el joven su camino?   Con guardar tu palabra. Salmo 119:9 (RVR. 1960). Recordemos que es responsabilidad de los Padres, inculcar en todo momento la Palabra, Deuteronomio 6:6-7; porque: “aunque fuere viejo el hijo, no se ha de apartar de ella” Proverbios 22:6, lo refería Salomón.

De esta forma se entrenará los hijos y trascenderá a sus generaciones, conforme a los principios encontrados en la Biblia; que desde antes de venir y conocer que se encuentra en una carrera, ya estaban las reglas y las claves para ganarla. 

Se lo hizo saber Dios a Josué: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” Josué 1:9 (RVR. 1960).

Y alrededor de todos los tiempos Dios le ha manifestado a través de su Palabra, cada tips, a fin de que No se pierda más tenga la vida eterna. Juan 5:39.

Otro tip, que brindó a los hijos, reciente, lo encontramos en 1 Pedro 5:5: “Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque:   Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes”. (RVR. 1960). Yes que es de sabios escuchar a los que ya corrieron gran parte de esa carrera; así que esto implica respeto, obediencia, humildad y entendimiento para hacer frente sin desmayar y llegar a la meta, conforme al propósito de Dios. 

La visión del joven, debe estar puesta en la meta, en el galardón; así lo manifestó Jesús: “Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón” Mateo 6:21 (RVR. 1960), Y Pablo sabía a qué se refirió Jesús; por lo cual también propuso otro tip: Colosenses 3:2 “Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra” (RVR. 1960). Él sabía y ahora lo sabemos nosotros que la vida eterna es de arriba, del Padre Celestial y quien quiere que no desfallezcamos y superemos los obstáculos que se encuentran en la carrera. 

Y esta es nuestra fé, cada vez que avanzamos hacia la meta; observamos la promesa al que obedece y corre esa buena carrera: “Sí, vengo pronto, y traigo el premio que voy a dar a cada uno conforme a lo que haya hecho” Apocalipsis 22:12 (DHH).

Comparte en redes sociales