COMERÁN EN ABUNDANCIA Y ALABARÁN EL NOMBRE DEL SEÑOR

Texto Principal: (Joel 2:26-27) “Comerás hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca más será mi pueblo avergonzado. Y conoceréis que en medio de Israel estoy Yo, y que Yo Soy Jehová vuestro Dios, y nos hay otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado”. (Génesis 45:26-27) “Y le dieron las nuevas, diciendo: José vive aún; y él es señor de toda la tierra de Egipto. Y el corazón de Jacob se afligió, porque no los creía. Y ellos le contaron todas las palabras de José, que él les había hablado; y viendo Jacob los carros que José enviaba para llevarlo, su espíritu revivió. Entonces dijo Israel: Basta; José mi hijo vive todavía; iré, y le veré antes que yo muera”.

Introducción: Dios no nos creó para la pobreza, las enfermedades ni la vergüenza. Dios es la fuente de la vida, la salud y la abundancia. Dios es rico, todo lo que existe fue hecho por Él y para Él (Colosenses 1:16). Dios es generoso y afluente; el deseo de Dios es que nosotros sus hijos, disfrutemos y administremos Sus riquezas aquí en la tierra y establezcamos Su Reino en este mundo. Los momentos difíciles por que los que estemos pasando, son temporales. Aumento viene de parte de Dios para nuestra vida. Ya vienen los carros cargados de provisión.

  1. DISFRUTE DEL BIEN DE DIOS

(Génesis 45:28) “Entonces dijo Israel: Basta; José mi hijo vive todavía; iré, y le veré antes que yo muera”

Jacob lloró a su hijo por muchos años; su mente tenía la imagen de la muerte. 

  1. Cuando recibió la buena noticia de que José estaba vivo y era el gobernador de Egipto, no lo podía creer (Génesis 45:26) “Y le dieron las nuevas, diciendo: José vive aún; y él es señor de toda la tierra de Egipto. Y el corazón de Jacob se afligió, porque no los creía”.
  2. Vivir toda la vida en la mentira, hace que la revelación de la verdad sea más difícil de persuadirnos. Se necesita una nueva visión para revivir (Génesis 45:27) “Y ellos le contaron todas las palabras de José, que él les había hablado; y viendo Jacob los carros que José enviaba para llevarlo, su espíritu revivió”.
  3. Por los veinte años que viví llorando, voy a vivir veinte años de gozo. En los próximos siete años disfrutaré el bien de Dios. (Salmo 23:6) “Ciertamente el bien y la misericordia de Jehová me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días”.
  1. EL PODER DE LA DETERMINACIÓN 

“Determinarás asimismo una cosas, y te será firme, y sobre tus caminos resplandecerá luz” (Job 22:28). Se puede cambiar cuando determinamos y decimos “Basta”. 

Declare con fe y con todas sus fuerzas:

  1. No viviré más sometido por la condenación y la culpa. 
  2. No viviré más en la miseria, la pobreza y estrechez. 
  3. Hoy decido salir de la esterilidad, seré fructífero en todo lo que emprenda porque soy bendecido.
  4. No sacaré más excusas para justificar mi situación. 
  5. Hoy decido olvidar mi pasado, porque Dios dice en (Isaías 43:18) “No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas”
  6. Hoy tomó posesión de las bendiciones que me pertenecen en Cristo por medio de la fe. 
  7. Legalmente tengo derecho de estar de pie delante del Señor, sin sentimiento de culpa ni de condenación, ni de inferioridad. La Biblia dice en (Hebreos 10:19-22) “Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino Nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, su de carne, y teniendo un Gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavaos los cuerpos con agua pura”.
  8. Hoy tomo la autoridad en el Nombre del Señor Jesucristo y el poder de Su Sangre y detengo todos los ataques que vienen en mi contra.

Conclusión: Declare la derrota de satanás, él no tiene ningún derecho sobre su vida, famita y bienes. Entre en la dimensión de la fe, la dimensión de la abundancia. Disfrute de la Vida Abundante.

Comparte en redes sociales