“También los de Gat huyeron y fueron a David, al lugar fuerte en el desierto, hombres de guerra muy valientes para pelear, diestros con escudo y pavés; sus rostros eran como rostros de leones, y eran ligeros como las gacelas sobre las montañas” 1 Crónicas 12:8.

Por Pastor Enrique Torra

Un anciano le preguntó a una niñita muy delgada que cargaba con esfuerzo a su hermano menor, porque se había caído: “¿No te pesa el niño?” A lo que ella le contestó: “No, él es mi hermanito”. La responsabilidad le dio fuerzas, le dio valor y le dio poder a esa niña.

El mundo entero busca héroes, pero, ¿Qué es un héroe? ¿De que están hechos los héroes? Los verdaderos héroes son aquellos que aceptan las responsabilidades de la vida. Son personas que no buscan a otros a quien echarles la culpa.

Un héroe ve una necesidad y busca la forma de suplirla. Ve un problema y lo enfrenta aceptando la responsabilidad.

La Biblia nos habla de cuatro hombres llevaban a un paralítico para que Jesús lo sanara. Cuando llegaron cerca de la casa donde estaba el Señor notaron que había tanta gente que no les sería posible entrar. Ellos pudieron haberse rendido en ese momento; después de todo el problema era realmente del paralítico. Pero ellos se sintieron responsables de hacer algo por su amigo. Si ellos no actuaban, aquel hombre quedaría enfermo para siempre. ¿Sabe lo que hicieron? Subieron al techo de la casa, y sin preguntar a nadie, hicieron una abertura y pasaron al paralítico hasta donde estaba Jesús. La Biblia dice que: “Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te son perdonados” Marcos 2:5.

Jesús vio la fe de estos hombres y sanó al paralítico. El sentido de responsabilidad manifestó la fe, y estos hombres alcanzaron lo que querían: la sanidad de su amigo. Así que no busque ninguna excusa para eludir su responsabilidad. No importa cuan grande parezcan los problemas, si admite y asume su responsabilidad, Dios le dará lo que necesita para vencer.

Lo mismo sucede con las riquezas. Mientras los débiles comienzan a justificar su situación, mientras encuentran excusas para rendirse y no luchan más, hay una cantidad de nuevos recursos en espera de los valientes, de los héroes, de los campeones que no se rinden y que permanecen en la lucha en busca de respuestas a las dificultades que enfrentan.

Las personas que no quieren aceptar responsabilidad no triunfan porque siempre están esperando que su suerte cambie, que la buena suerte los alcance y así algún día obtener lo que desean. Pero la buena suerte es una coqueta, le ríe siempre a quien menos la necesita.

Usted no puede depender de la buena suerte, sino de la bendición de Dios sobre usted. Depende de su obediencia, de su sentido de responsabilidad a la Palabra de Dios. Usted puede decir como lo dijo el apóstol Pablo: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4:13. Dios no llama a vagos, sino  a personas responsables, y a ellos les entrega Sus principios y Sus recursos.

Piense en lo que posee ahora mismo. Quizá le parezca que no es mucho, pero el Señor le dice hoy: “Si en lo poco fuiste fiel, en lo mucho te pondré”. Sea responsable en el uso de sus posesiones. Piense en la manera de multiplicarlas. Pida sabiduría si no la posee. Dios le revelará su poder, si está dispuesto a utilizarlo.

¿Que es el dinero? Es sólo una idea para mercadear valores. Si somos responsables con estos valores, Dios nos confiará más y más dinero. Pruébelo y verá. Haga que su dinero sea su esclavo y no su amo.

La Biblia dice que la raíz de todos los males es el amor al dinero, 1 Timoteo 6:10. El dinero puede ser un gran esclavo, pero también un amo tirano. Es por eso que la responsabilidad de tomar decisiones es importante, y Dios espera que seamos responsables.

Acepte hoy la responsabilidad en todas las áreas de su vida. No tema a la escasez, no tema a las limitaciones; actúe por fe y el resto le será añadido. ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

Comparte en redes sociales