“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. Filipenses 4:6-7; “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces”. Jeremías 33:3

Apunte Pastoral Septiembre 1 -2019 Por Apóstol Enrique Torra

La oración proporciona impulso. Eleva el corazón sobre los desafíos de la vida y le permite echar un vistazo a los recursos divinos de victoria y esperanza. 

La oración da poder, equilibrio, paz y un propósito para la persona, para sus planes y para sus anhelos. La energía más poderosa que alguien puede generar es la energía de la oración.

“El diablo sonríe cuando hacemos planes. Se ríe cuando estamos demasiado ocupados. Pero tiembla cuando oramos” CORRIE TEN BOOM

Si algo es merecedor de nuestra preocupación, ciertamente merece nuestra oración. Dios nunca está más lejos de usted que una oración. Cuando siente que sus pies no lo pueden sostener, arrodíllese.

“Si pudiera escuchar al Señor Jesucristo orando en el cuarto del lado, no temería ni a un millón de enemigos. Sin embargo la distancia no hace ninguna diferencia. El está orando por mí”. ROBERT MURRAY Mc CHEYNE.

El cielo está listo para recibirlo cuando usted ora. “Nunca es tiempo perdido el que se pasa en comunión con Dios” GORDON LINDSAY.

“Tengo tanto que hacer hoy que debo pasar las primeras tres horas en oración”. MARTIN LUTERO 

Las personas comunes y corrientes no oran, simplemente mendigan. Así que ore, no mendigue. Cuando oramos nos unimos al poder inagotable de Dios y a su percepción. “Desear nunca va a ser un sustituto para la oración” EDWIN LOUIS COLE. 

Recuerde que las oraciones no pueden ser contestadas hasta que no han sido oradas. “Todo lo que pidieres orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá” Mar. 11:24 

Un día que ha sido cercado en oración es menos propenso que se desmorone.

Cuando oramos, debemos colocarnos en forma simultánea en la posición de estar dispuestos a tomar la acción que Dios requiere como respuesta a nuestra oración, porque la oración no es un monólogo, sino un diálogo; la voz en respuesta a mi voz es la parte más esencial. 

Las oraciones que hace una persona de pie no son menos importantes que las que hace de rodillas. “La oración práctica hace más estragos en la suela de sus zapatos que en las rodillas de sus pantalones” OSTEN O` MALLEY. 

La acción más contundente que usted puede tomar en cualquier situación es arrodillarse y pedirle a Dios que lo ayude. El propósito máximo de la fe o la oración no es cambiar mis circunstancias sino cambiarme a mí. Ore para hacer la voluntad de Dios en todas las situaciones; no vale la pena orar por ninguna otra cosa.

“No toque en el concierto y después afine sus instrumentos. Comience el día en oración con Dios”. JAMES HUDSON TAYLOR. 

Tal vez la oración no cambie todo para usted, pero de seguro que lo va a cambiar a usted para todo. La oración es la pausa que lo mantiene marchando. Dios es su padre, hable con El. ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

Comparte en redes sociales