“Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en él arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios”. Lucas 9:62

“Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que tu vayas” Josué 1:6-9

Nunca renuncie a sus sueños por cosas negativas que hacen ruidos. Nadie puede lograr que usted se sienta el promedio sin su permiso. A su vida vendrán la ingratitud y las críticas; son parte del precio que usted paga por salir de la mediocridad.

Recuerde que usted no es lo que la gente piensa y dice acerca de usted; usted es lo que Dios dice que es. Dios dice que usted es de gran estima a Sus ojos, honorable y es el objeto del amor de Dios. Isaías 43:4; usted es especial tesoro para Dios Éxodo 19:5

Después que Jesús sanó a los diez leprosos, sólo uno de ellos le dio gracias Lucas 17:11-19. Aprenda a esperar la ingratitud, que es inevitable; esa es la actitud de la gente mediocre.

Si usted se mueve con Dios, va a ser criticado. La única manera de evitar las críticas es no hacer nada y ser un don nadie. Los que hacen algo, invariablemente van a suscitar críticas. La Biblia ofrece esta gran promesa referente al cristianismo: la verdad siempre vive más que una mentira.

Proverbios 12:19 “El labio veraz permanecerá para siempre; mas la lengua mentirosa sólo por un momento”.

Hebreos 13:6 dice: “Podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador, no temeré lo que me pueda hacer el hombre”.

Nunca juzgue a la gente por lo que se dice de ella o lo que dicen sus enemigos. La mejor descripción de un crítico que jamás ha leído es la que dio Kenneth Tynan: “Un crítico es un hombre que sabe el camino pero que no sabe conducir el automóvil”.

No se nos llama a qué respondamos al criticismo; se nos llama a responder a Dios. A menudo la crítica proveerá la mejor plataforma para proclamar la verdad.

La mayoría de las veces, las personas que son críticas son envidiosas o no tienen información. Por lo general dicen cosas que no tienen impacto alguno en la verdad.

Hay un dicho anónimo que describe esta situación a la perfección: “No tiene valor alguno que una oveja pase una resolución para ser vegetariana mientras el lobo tiene una opinión diferente”.

Si lo que usted dice y hace es de Dios, no hará diferencia alguna si todas las personas del mundo lo critican. De igual manera, si lo que usted hace no es de Dios, nada de lo que digan los demás lo hará correcto.

No preste atención a las críticas negativas. “Confía en Jehová y haz el bien” Salmo 37:3, sabiendo que al final todo lo que haga en el Señor será recompensado.

ESTA ES UNA BUENA SEMANA, LOS BENDIGO.

Comparte en redes sociales