Salmos 23 (NVI) … y nada me faltará 

Iglesia Cristiana PAI – Ministerio de Jóvenes – Devocional Agosto 13 /2019

Dios nos dio las leyes que rigen el mundo natural como son la ley de la gravedad, la ley de la electricidad, la ley de la palanca, la ley de la aerodinámica y todas las leyes científicas que puedan existir, pero además de ello, nos ha dado también las leyes espirituales que son incluso superiores a toda ley natural.

En primera medida, como casi siempre enfatizamos, debemos cambiar nuestra manera de pensar y apropiarnos netamente de la palabra de Dios; la palabra es clara al decir: 

En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan. 

Hebreos 11:6 (NVI)

¿Realmente cree que Dios existe? Si su respuesta es sí, ¡pues bien, podremos continuar…!

Cuando realmente creemos que existe nuestro gran Dios sucederá lo siguiente:

  • Las leyes espirituales no fallan (los milagros, pensamientos de Dios, cumplimiento de su palabra)
  • La generosidad de Dios se manifiesta en nuestras vidas
  • Dios suplirá TODO lo que nos falte 
  • Las riquezas de Dios son para nosotros, administrémoslas bien 
  • Su palabra en integra, jamás falla

Ahora enfaticemos un poco en el salmo 23, cómo nos encanta este salmo, hasta de memoria nos lo sabemos, pero qué tanto lo hacemos real en nuestras vidas. El versículo 4 es uno de mis favoritos, sobre todo cuando dice “tu vara de pastor me reconforta”, si notas bien, la vara o cayado de un pastor tiene un gancho en la punta y este sirve para sostener por el cuello a las ovejas cuando se empiezan a desviar o si caen en algún lugar peligroso, es decir que un pastor está preparado para cualquier eventualidad, tiene la solución frente a cualquier circunstancia que puedan presentar sus ovejas, y si es así, entonces ¿por qué tememos muchas veces o pensamos que no hay solución a nuestras necesidades?

No importa la situación que se le presente, su tarea es creer que Dios tiene el control frente a ello y que ha puesto en sus manos la solución y le ha provisto de toda bendición espiritual en Cristo, rechace toda limitación, condenación, inferioridad, temor, miedo. ¡JEHOVÁ ES TU PASTOR Y NADA TE FALTARÁ, AGÁRRELO QUE YA EXISTE!

Comparte en redes sociales