Amos 9:13 en NTV: «Llegará el día —dice el Señor— en el que el grano y las uvas crecerán más rápido de lo que puedan ser cosechados. ¡Entonces los viñedos en las terrazas de las colinas de Israel destilarán vino dulce!

Iglesia Cristiana PAI – Ministerio de Jóvenes – Devocional Noviembre 14 /2019

Llegará el momento de la cosecha, del crecimiento acelerado, tan rápido como siembres, la cosecha aparecerá de inmediato, lo tienes que creer.

Cuando el profeta Amós escribió este pasaje, el agricultor, tenía que esperar al menos siete u ocho meses para ver ese tipo de cosecha. Pero Amós dijo: «Se acerca el día en que sucederá simultáneamente. Tan pronto como siembres la semilla, la cosecha comenzará a brotar». llegó el día en tu vida y en mi vida, que cuando siembras esa semilla, la cosecha ya está llegando. No será más como fue en tu pasado. Dios está haciendo rápido las cosas en tu vida.

el primer milagro que Jesús realizó, que está en Juan 2 fue convertir el agua en vino, y fue un milagro rápido. Lo que debería haber sido un proceso de 20 años, incluso 30 años, Dios lo hizo rápido, en un momento, deja de seguir pensando que todo es un largo proceso en el tiempo de Dios, No. 

Dios puede tomar lo que debería llevarte 20 años y llevarte allí en un instante. Tal vez te lleve años recuperarte, pero así como Dios aceleró el proceso de hacer vino, Dios puede acelerar el proceso para que te mejores. Pueden haber documentos, créditos, pago de hipotecas,  de casas y apartamentos a 15 o 30 años, puede decir que le llevará 30 años salir de la deuda. Pero la buena noticia es que Dios sabe cómo convertir su agua en vino. Puede tomar un proceso de 30 años y hacerlo en un día. 

LLEGÓ EL DIA EN QUE LAS UVAS CRECERÁN MÁS RÁPIDO DE LO QUE PUEDAN SER COESCHADAS

Comparte en redes sociales